Cancillería, Finanzas y el superministerio de Economía y Clima: los puestos clave del nuevo Gobierno de Alemania recaerán en hombres

Los Verdes nombran para sus cinco ministerios a tres mujeres y al primer alemán de origen turco en ocupar ese puesto. Solo uno de los cuatro departamentos de los liberales lo ocupa una de sus diputadas

Desde la izquierda, Annalena Baerbock, Robert Habeck, Olaf Scholz, Christian Lindner y Volker Wissing, miembros del futuro Gobierno tripartito alemán, el miércoles en Berlín.
Desde la izquierda, Annalena Baerbock, Robert Habeck, Olaf Scholz, Christian Lindner y Volker Wissing, miembros del futuro Gobierno tripartito alemán, el miércoles en Berlín.FABRIZIO BENSCH (Reuters)

Primero, el contenido; después, los sillones. Una vez firmado el acuerdo de coalición entre los socios del futuro tripartito, llega el momento de poner rostro a los ministros que acompañarán al socialdemócrata Olaf Scholz al frente del primer Gobierno tras la era Merkel. Algunos puestos son todavía un misterio, pero con los nombres que ya se conocen se puede llegar a una primera conclusión: los ministerios clave los van a ocupar hombres. Scholz será el canciller; el encargado de las Finanzas de la cuarta economía mundial será Christian Lindner, el líder de los liberales; el nuevo superministerio de Economía y Clima que engloba áreas decisivas como la energía estará en manos de Robert Habeck, colíder de los Verdes, quien también ocupará el puesto de vicecanciller. Y una figura menos mediática pero igual de relevante, la del jefe de la Cancillería, con rango de ministro, será para Wolfgang Schmidt, según informan los medios alemanes.

Que los ministerios que manejan el poder estén en manos de hombres no quiere decir que el Gobierno no vaya a ser paritario. Se da por hecho que lo será. Los socialistas se comprometieron durante la campaña, y también Los Verdes lo exigían. El último Ejecutivo de Angela Merkel casi fue paritario, con siete mujeres y nueve hombres. En el Bundestag recién formado tras las elecciones, el 42% de los diputados socialdemócratas son mujeres, mientras que en los Verdes suponen el 58%. El porcentaje se reduce en el caso de los liberales, con solo un 24%.

A falta de conocer el recuento final del equipo de Scholz —los socialistas todavía no han desvelado quién ocupará las siete carteras que han pactado en el acuerdo de coalición—, ya se sabe en quién confiarán las otras dos formaciones los nueve departamentos que les corresponden. En el caso de Los Verdes, tres de los cinco ministerios los dirigirán mujeres. Los liberales, con cuatro puestos en el Ejecutivo, han nombrado a una mujer, Bettina Stark-Watzinger, economista de 53 años, como ministra de Educación. Stark-Watzinger, escasamente conocida por llevar pocos años en política, fue hasta 2017, cuando entró como diputada en el Bundestag, directora comercial de un instituto de investigación en Fráncfort.

De dos carteras también relevantes, Interior y Defensa, ambas de los socialdemócratas, todavía se desconoce a sus titulares, aunque podrían ocuparlos mujeres. Los medios especulan con Christine Lambrecht, de 56 años, actual ministra de Justicia en el Gobierno de gran coalición en funciones, para el primero. Desde la renuncia de Franziska Giffey tras un caso de presunto plagio de su tesis doctoral, Lambrecht también había asumido el cargo de ministra de Familia y se la considera de la máxima confianza de Scholz.

El nuevo rostro de Alemania en el mundo será el de Annalena Baerbock, de 40 años, colíder de Los Verdes y candidata a las elecciones de septiembre, en las que obtuvo el mejor resultado histórico de su formación, un 14,8% de los votos. Será la primera mujer y también la titular más joven del Ministerio de Exteriores, que ya ocupó un histórico de su partido, Joschka Fischer, entre 1998 y 2005, durante la coalición con los socialdemócratas de Gerhard Schröder.

La distribución de las carteras verdes en el próximo Gobierno ha sido tormentosa, con disputas internas hasta unas horas antes de que la dirección desvelara a los afiliados el jueves por la noche quiénes serán sus próximos ministros. Los medios que habían publicado sus quinielas se han llevado alguna sorpresa. Se daba por hecho, por ejemplo, que Anton Hofreiter, presidente del grupo parlamentario y uno de los encargados de las negociaciones de coalición, ocuparía un puesto en el nuevo Ejecutivo. El puesto que le atribuían, al frente de Alimentación y Agricultura, será para Cem Özdemir, de 55 años, que se convertirá en el primer alemán de origen turco que ocupa un ministerio federal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Las disputas internas entre las dos corrientes de Los Verdes recuerdan a tiempos pasados, en los que había una brecha entre los fundis (de fundamentalistas), partidarios de mantener inalterados los principios fundacionales de la formación, y los realos (de realistas), moderados y pragmáticos dispuestos a entrar en el juego político para cambiar las cosas desde dentro. Parecía que tras la llegada al poder de dos moderados, Habeck y Baerbock, los fundis prácticamente habían desaparecido de la formación. En la disputa entre Hofreiter, representante de la corriente izquierdista, y Özdemir, centrista, han ganado los realos. Pero la otra corriente tendrá dos representantes, Steffi Lemke, de 53 años, que será ministra de Medio Ambiente, y Anne Spiegel, de 41, que liderará Familia. Tres si se cuenta a Claudia Roth, que será secretaria de Estado de Cultura y medios de comunicación (Cultura no tiene rango de ministerio en Alemania).

El reparto en el FDP ha sido mucho menos tormentoso. Marco Buschmann, de 44 años, secretario del grupo parlamentario y muy cercano a Lindner, asumirá el Ministerio de Justicia. Volker Wissing, de 51 años, secretario general de la formación, se queda Transportes, que engloba los asuntos digitales, uno de los puntos fuertes del programa electoral de los liberales. Lindner coloca así a sus dos estrechos colaboradores en el nuevo Gobierno. Wissing ha sido clave en las negociaciones del tripartito.

Además de Interior, que podría ser para Lambrecht, los socialdemócratas todavía tienen que desvelar quién ocupará las carteras de Defensa, Cooperación y desarrollo, Vivienda y Sanidad. Se da por hecho que el actual ministro de Trabajo en funciones, Hubertus Heil, de 49 años, repetirá en el cargo. Tanto el SPD como los liberales llevarán el acuerdo de coalición a sus congresos federales, que se esperan para principios de diciembre. Los ecologistas ya están sometiendo a una votación entre sus bases el contenido del contrato y a los ministros elegidos por la dirección. Se espera que el inédito tripartito tome posesión la segunda semana de diciembre.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Elena G. Sevillano

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS