Kathy Hochul, una gobernadora todoterreno para Nueva York

La demócrata se convertirá, tras la dimisión de Cuomo, en la primera mujer que lidera el Estado

La actual vicegobernadora y próxima gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, durante una comparecencia en el Capitolio estatal en Albany. En vídeo, declaraciones de la vicegobernadora este miércoles.FOTO: HANS PENNIK / AP

La demócrata Kathy Hochul, de 62 años, se convertirá en la primera mujer gobernadora de Nueva York el 24 de agosto. La hasta ahora número dos de Andrew Cuomo asumirá el cargo una vez que se haga efectiva la dimisión anunciada el martes pasado por el político, quien se ha resignado a renunciar tras verse acorralado por un escándalo sexual. Hochul es una abogada de bajo perfil con fama de cercana y todoterreno que ha tenido una larga trayectoria en la política del Estado. Deberá afrontar la pandemia en medio de un brote y un legado: Cuomo ha sido el gobernador durante más de una década, al igual que su padre, quien ejerció el cargo durante tres mandatos. “Aunque no era lo que se esperaba, estoy preparada para ocupar el puesto”, dijo este miércoles en una conferencia de prensa.

Más información

Hochul tiene el insólito hábito de visitar los 62 condados del Estado todos los años. Como vicegobernadora de Cuomo se la ha visto constantemente en la carretera; cortando cintas; estrechando manos. De ahí que no la conozca mucho el resto de América, pero sí en los diversos rincones de Nueva York. En Washington también la conocen. Tras obtener el título en Derecho por la Universidad Católica de América, trabajó como asesora legal del congresista John J. LaFalce y luego del senador Daniel Patrick Moynihan, ambos demócratas.

Durante casi 18 años se dedicó a la política local: 14 años como concejal de la ciudad de Hamburgo y cerca de cuatro como secretaria del condado de Erie. La notoriedad nacional la consiguió en 2011, cuando se hizo con un escaño en la Cámara de Representantes por un distrito conservador que hace 40 años no estaba en manos de los demócratas. Dos años después se volvió a postular y perdió. Tras el breve paso por el Congreso, Hochul se mudó a su localidad natal, Búfalo, para trabajar como abogada en el banco M&T. Estaba en ello cuando en 2014 se le acercó Cuomo para ofrecerle ser su compañera de candidatura.

El demócrata acudió a Hochul porque iba por su segundo mandato y quería asegurarse de contar con el apoyo del oeste del Estado, un territorio donde le había ido mal en su primera elección. Para eso la quería. Volvieron a presentarse juntos en las elecciones de 2018, donde nuevamente consiguieron la victoria.

”Nadie dirá que en la Administración hay un ambiente de trabajo tóxico”, sostuvo este miércoles la futura gobernadora, en alusión a la descripción que hicieron las empleadas y exempleadas que denunciaron haber sufrido acoso sexual por parte de Cuomo. En el informe de la Fiscalía, que concluyó la semana pasada que las acusaciones contra del demócrata tenían bases sólidas, nombraban a una serie de altos cargos que permitieron los supuestos abusos. “Nadie que haya sido mencionado en el informe por hacer algo poco ético permanecerá en mi equipo”, dijo Hochul.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El último acto público en el que participaron la vicegobernadora y Cuomo fue en enero, en una reunión sobre el coronavirus en Búfalo, la ciudad natal de ella. En el pico de la crisis sanitaria, cuando el gobernador se dirigía diariamente a los ciudadanos por televisión para ofrecerles directrices y consuelo, solo en dos de las 11 comparecencias lo acompañó Hochul.Cuomo agradeció a parte de su equipo la ayuda prestada para escribir su libro sobre la eficiencia con que gestionó la pandemia el año pasado (cuestionada luego por falsear las cifras de muertos en residencias de ancianos). Lo hizo durante la presentación del libro, pero no mencionó a la vicegobernadora. La distancia entre ambos se acrecentó cuando se destaparon las primeras denuncias de acoso sexual.

Preparada para liderar

”Estoy de acuerdo con la decisión del gobernador Cuomo de dimitir. Es lo correcto y apunta al mejor interés de los neoyorquinos. Como alguien que ha servido en todos los niveles de gobierno y es la siguiente en la línea de sucesión, estoy preparada para liderar como la 57º gobernadora del Estado de Nueva York”, escribió Hochul tras conocerse la renuncia de quien había sido su jefe desde 2015. “Kathy Hochul, mi vicegobernadora, es inteligente y competente”, sostuvo Cuomo en su anuncio. “Esta transición debe ser perfecta. Tenemos mucho que hacer. Estoy muy preocupado por la variante delta, pero ella puede ponerse al día rápidamente”, agregó.

Ahora será ella quien acabe el mandato de Cuomo, que finaliza a finales del próximo año. Su nombre ya sonaba como posible candidata para gobernar el Estado, por lo que asumir el desafío como titular la pone en un buen puesto de salida, al menos en cuanto a visibilidad, para hacer realidad sus ambiciones. Esta tarde ha informado de que ya está formando a su Gabinete y planificando la agenda que marcará su Administración, pero que lo anunciará en 13 días, cuando asuma, porque es importante que solo haya un gobernador a la vez, “y por ahora, ese es Andrew Cuomo”.


Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Sobre la firma

Corresponsal en Washington desde 2018. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción