Manuel Merino, un político sin visibilidad que promovió la destitución de Vizcarra

El presidente interino de Perú también fue señalado por unos contratos que beneficiaron a familiares cercanos

Manuel Merino, este martes.
Manuel Merino, este martes.CESAR VON BANCELS / AFP

Manuel Merino de Lama, de 59 años de edad, es un empresario de la región de Tumbes, en el norte de Perú, que entró al Congreso con 5.271 votos en las elecciones extraordinarias de enero de este año. Fue congresista por esa misma región, entre 2001 y 2011. Sin embargo, no era un político visible en la formación a la que pertenece, Acción Popular, un partido de centro derecha. La organización fundada en 1956 por el expresidente Fernando Belaúnde Terry atraviesa su mayor fragmentación y falta de identidad política desde 2016, con varios dirigentes que se disputan el liderazgo. A ello se suma ahora el descrédito que ha generado Merino al ser uno de los promotores de la destitución de Martín Vizcarra, quien es investigado por el Ministerio Público.

Pese a los pocos votos con los que resultó elegido Merino este año, el partido Acción Popular sí logró un buen resultado en el territorio nacional y obtuvo la mayoría de escaños. Por ello, un miembro de ese partido debía presidir la mesa directiva del poder legislativo. Dado que la mayoría de sus compañeros de bancada no tenía experiencia política, Merino ocupó dicho lugar porque antes se había desempeñado como vicepresidente del Parlamento.

Cada vez que Merino ha ocupado un cargo público también ha sido cuestionado por hechos de corrupción. Por ejemplo, fue señalado por contratos que beneficiaron a sus familiares cercanos y por no declarar conflictos de interés. El hoy presidente tuvo además una reacción muy polémica cuando el Gobierno declaró la emergencia sanitaria y el confinamiento por la pandemia de coronavirus. En lugar de organizar sesiones parlamentarias a distancia, mantuvo actividades presenciales y estuvo a favor de que los congresistas no interrumpieran sus viajes con el propósito de que “supervisaran” la gestión de la pandemia. Semanas después, decenas de congresistas y trabajadores fueron diagnosticados con el virus.

Merino fue, además, uno de los promotores del primer intento de destitución de Vizcarra, el pasado mes de septiembre, a pesar de su cargo institucional. Entonces autorizó a otro congresista a difundir en una sesión del Pleno del Congreso audios de conversaciones privadas del entonces mandatario con su entorno de confianza. En esos diálogos se escucha cómo se ponían de acuerdo para organizar una estrategia de defensa y responder a las investigaciones de la Fiscalía y del Parlamento sobre la contratación de un cantante amigo del presidente como consultor del Ministerio de Cultura.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50