Análisis
i

La mentira racista tiene consecuencias

Como demuestra la historia del fascismo, poner el racismo y la violencia política en tela de juicio es de capital importancia para la supervivencia de la democracia

Federico Finchelstein
Donald Trump, con un ejemplar del 'New York Post' mientras habla a los periodistas sobre la nueva orden que afecta a las redes sociales, el pasado jueves en la Casa Blanca.
Donald Trump, con un ejemplar del 'New York Post' mientras habla a los periodistas sobre la nueva orden que afecta a las redes sociales, el pasado jueves en la Casa Blanca.Jonathan Ernst / Reuters

“Cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos. ¡Gracias!”. Twitter señaló que este tuit “glorifica la violencia”. El autor de tan totalitario mensaje no fue un fascista cualquiera sino nada menos que el presidente norteamericano, Donald Trump....

Más información

Lo más visto en...

Top 50