EE UU planea expulsar a investigadores y estudiantes de postgrado con vínculos con el Ejército chino

La medida afectaría a unos 3.000 alumnos, según adelanta ‘The New York Times’

Miembros del Ejército Popular de Liberación de China, en un desfile militar en Beijing, el 1 de octubre de 2019.
Miembros del Ejército Popular de Liberación de China, en un desfile militar en Beijing, el 1 de octubre de 2019.GREG BAKER / AFP

El pulso entre Washington y Pekín se extiende a un nuevo frente. La Administración de Donald Trump planea cancelar los visados de miles de estudiantes graduados e investigadores chinos instalados que tengan vínculos con el Ejército chino, según ha avanzado este jueves The New York Times citando fuentes del Gobierno estadounidense. La medida afectaría a unos 3.000 de los 360.000 estudiantes que viven en Estados Unidos procedentes del gigante asiático.

Los funcionarios que defienden esta restricción señalan que no hay pruebas de irregularidades o infracciones por parte de los estudiantes chinos que quedarían afectados por la medida, pero sí sospechan de las universidades chinas donde estos se han formado previamente, y no solo como lugar de reclutamiento para el Ejército chino. Según el Times, Washington cree que muchas veces el régimen influye en la selección de estudiantes que puede estudiar fuera con el compromiso frecuente de reunir información y compartirla con las autoridades.

El pasado enero, el presidente del departamento de Química de la Universidad de Harvard, el profesor Charles Lieber, fue detenido por mentir sobre su implicación y sus negocios con un programa de investigación del Gobierno chino mientras recibía fondos federales estadounidenses para sus estudios. Según los documentos de la acusación, Lieber mintió al Departamento de Defensa de EE UU sobre su participación en el programa Thousand Talents Program, cuyo objetivo es reclutar talentos en países extranjeros. Según los documentos de la acusación que citó el diario The New York Times, Lieber recibía cada mes hasta 50.000 dólares como salario y 150.000 al año en calidad de gastos por parte de la Universidad de Wuhan.

La preocupación por un repunte del espionaje chino en EE UU ha aumentado en los últimos meses y esta posible cancelación de los visados se estaba discutiendo antes del conflicto sobre Hong Kong que ha encendido la enésima mecha entre Washington y Pekín. El régimen chino ha impulsado una polémica ley para frenar las protestas en este territorio autónomo, a lo que la Administración norteamericana ha respondido dejando de considerar que Hong Kong dispone de esa autonomía. Esa declaración abre el camino para que la Casa Blanca imponga sanciones. Este conflicto se suma a la guerra comercial entre ambas potencias, que viven su momento más tenso en décadas, con otro frente en el mercado y la disputa por el coronavirus.

Más información

Lo más visto en...

Top 50