Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los equipos de rescate recuperan los cuerpos de seis víctimas de la erupción del volcán en Nueva Zelanda

El número de muertos por el desastre de la isla de Whakaari sube a catorce, mientras que dos personas permanecen desaparecidas y 17 están hospitalizadas

Dos miembros del equipo de rescate, este viernes en Nueva Zelanda.
Dos miembros del equipo de rescate, este viernes en Nueva Zelanda.

Un equipo militar neozelandés ha recuperado este viernes seis de los ocho cuerpos que yacían desde el lunes en la isla deshabitada Whakaari, en el noreste del país, donde una erupción volcánica se ha cobrado la vida de al menos 14 personas y donde aún hay otras dos desaparecidas. El operativo, en el que han participado ocho miembros -6 hombres y 2 mujeres- de las fuerzas especiales neozelandesas, se ha realizado tal y como fue planificado "pero aún no ha terminado", ha advertido el comisionado de la Policía de Nueva Zelanda, Mike Bush, al referirse a las dos personas que aún no han sido localizadas.

Bush precisó hoy durante una rueda de prensa en Whakatane, una localidad de la Isla Norte a unos 40 kilómetros de la isla volcánica, que hoy se realizarán vuelos aéreos sobre Whakaari y que equipos de submarinistas trabajan para intentar dar con los desaparecidos. "Creemos que al menos uno de ellos está en el agua y el otro, no estamos seguros, quizá en la isla o también en el agua", precisó el jefe policial, al recordar que las condiciones siguen siendo peligrosas dado que existe un 50 por ciento de probabilidades de una nueva erupción del Whakaari, también conocido como White Island.

Bush también aclaró que los seis cuerpos evacuados de la isla, que se cree son todos australianos, serán trasladados a la ciudad de Auckland para su identificación formal, después de realizar una ceremonia simbólica de reunión con los familiares que se congregaron en Whakatane. El operativo, en el que participaron helicópteros y el buque Wellingtonse llevó a cabo en condiciones de riesgo por lo que los ocho integrantes del equipo militar enviado a la isla vestían trajes especiales y máscaras de oxígeno para evitar que inhalaran los gases tóxicos que emanan del volcán.

"Puedo decir que mientras estábamos en la isla, con el resto de aire que le quedaba al equipo, se hizo la búsqueda" de los dos desaparecidos, aunque no pudieron encontrarlos, comentó en la rueda de prensa el coronel Rian McKinstry. Al inicio de la jornada, los familiares y allegados de las víctimas
se desplazaron en un barco hasta cerca de la isla Whakaari para realizar una ceremonia en la que se bendijo el operativo, en medio de lágrimas y abrazos.

La erupción el pasado lunes del Whakaari también ha dejado 17 heridos que permanecen ingresados en las unidades de quemados de los hospitales neozelandeses. 13 de ellas están en estado crítico, después de que las autoridades australianas repatriaran a 11 de sus ciudadanos heridos. Muchas de estas personas heridas sufren quemaduras en más del 80% de su cuerpo y abrasiones internas debido a la inhalación de gases, lo que ha obligado a Nueva Zelanda a importar injertos de piel para tratarlos. El Whakaari entró en erupción a primera hora de la tarde del lunes cuando 47 personas -entre australianos, británicos, neozelandeses, estadounidenses, alemanes, malasios y chinos- visitaban esta isla de propiedad privada, ubicada a más de 40 kilómetros al este de la Isla Norte.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información