Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia asegura que sus “asesores” militares han salido de Venezuela

Moscú envió un centenar de "técnicos" rusos cooperar con el ejército de Maduro. No aclara si permanecen soldados en el país

Un avión ruso en el aeropuerto Simón Bolivar de Caracas, el 24 de junio.
Un avión ruso en el aeropuerto Simón Bolivar de Caracas, el 24 de junio. REUTERS

Las autoridades rusas han asegurado que el grupo de militares llegados en marzo para "asesorar" al Ejército venezolano han salido esta noche de Caracas hacia Moscú. El martes, un avión ruso aterrizó en el aeropuerto principal de la capital venezolana desatando las especulaciones sobre nuevos destacamentos del país euroasiático en Venezuela. El Ministerio de Exteriores de Rusia aseguró que el avión no trasportaba un “refuerzo” de militares, sino una “rotación”. Moscú, segundo acreedor de Venezuela tras China y aliado de Nicolás Maduro, ha eludido aclarar si otro grupo de soldados permanece en el país latinoamericano y cuántos. La retirada de esos "técnicos militares" se produce justo cuando el régimen de Maduro asegura haber frustrado un supuesto nuevo plan para asesinarlo.

La Embajada rusa en Caracas ha asegurado que los militares rusos –en marzo llegaron 99-- que han estado durante tres meses en Venezuela se han retirado porque finalizaron el “trabajo planificado”. “Rusia suministró a Venezuela varios equipos sofisticados que requieren respectivo mantenimiento. Además los especialistas rusos efectuaban la capacitación del personal venezolano”, ha dicho la misión diplomática en su página de Facebook. “Eran trabajos sumamente rutinarios y se continuarán según el cronograma anteriormente acordado entre ambas partes”, ha añadido la Embajada, que insiste en que no se trata de presencia militar rusa sino de “contratos de servicio”.

A principios de junio, el diario The Wall Street Journal publicó una exclusiva en la que aseguró que Rusia había retirado asesores clave de defensa de Venezuela. El rotativo, que citaba una fuente en el Ministerio de Defensa, contó que la corporación estatal de defensa rusa Rostec había reducido su personal en el país latinoamericano de un millar de personas a unas pocas docenas debido a la incapacidad de pago de Maduro. Un día después, el presidente Estadounidense, Donald Trump, aseguró que Moscú le había informado de que había retirado a “la mayoría de su gente” de Venezuela. El Kremlin negó haber comunicado nada a Trump y Rostec, uno de los mayores productores mundiales de armas, aviones, helicópteros y otros equipos militares, ha asegurado que no ha reducido su papel en Venezuela.

Venezuela experimenta una profunda crisis económica y política desde hace años y vive sumido en una crisis constitucional desde que en enero el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó se autoproclamó presidente interino. Más de 50 países –entre ellos Estados Unidos o España—han reconocido a Guaidó. Rusia ha mostrado un apoyo público clave al régimen de Maduro, con el que ha mantenido buenas relaciones forzadas durante la época de Hugo Chavez y que para el Kremlin tenían el gran valor, además, de antagonizar a Estados Unidos. Moscú tiene acuerdos comerciales, económicos y de defensa con Venezuela y el país latinoamericano debe unos 5 millones de euros a Rusia –parte en deuda soberana y otra parte a la petrolera estatal Rosneft--.

Sin embargo, las empresas estatales rusas han recortado su colaboración con Caracas. Rusia, con una economía estancada y limitada por las sanciones, y Venezuela, en una pésima situación, no han firmado desde hace muchos meses acuerdos de importancia nuclear. Además, Moscú ha reducido sus exportaciones a Venezuela a la mitad en lo que va de año.

El presidente ruso, Vladímir Putin, tiene previsto reunirse con su homólogo estadounidense, Donald Trump, en los márgenes de la cumbre del G20 en Osaka (Japón), según confirmó ayer el Kremlin. Moscú ha apuntado que entre otras cosas –Siria, Afganistán, Ucrania, estabilidad estratégica— tratarán la situación en Venezuela.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información