Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Para qué sirve el Parlamento Europeo?

Preguntas y respuestas sobre las elecciones a la Eurocámara

eleccion ue cómo votar
Imagen del peno de la Eurocámara en Estrasburgo. EFE

Más de 425 millones de ciudadanos de la UE están llamados a las urnas para elegir a los 751 diputados que les representarán en el Parlamento Europeo en los mayores comicios transnacionales del mundo. Todos los sondeos indican que estas elecciones, que empezaron el jueves en los Países Bajos y el Reino Unido y acabarán este domingo en la mayoría de los países, pondrán fin a la mayoría absoluta que sumaba la Gran Coalición entre populares y socialdemócratas. De los nuevos equilibrios que surjan en la Eurocámara y los existentes en el seno del Consejo Europeo saldrá el sucesor del luxemburgués Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión Europea.

¿Cuándo son las elecciones?

Los comicios empezaron el jueves 23 de mayo, cuando votaron los Países Bajos y el Reino Unido. El viernes 24 fue el turno de Irlanda y de la República Checa, donde las urnas están abiertas dos días. El sábado 25 están llamados a votar los electores de Letonia, Malta y Eslovaquia. El domingo, finalmente, lo hará el resto de los países miembros. El voto es obligatorio en cinco Estados: Bélgica, Bulgaria, Chipre, Grecia y Luxemburgo.

¿Cuántos diputados se eligen?

De entrada, 751. Estos escaños se reparten teniendo en cuenta la población de cada país, pero aplicando el principio de “proporcionalidad degresiva” que fija el Tratado de Lisboa. Con ese sistema, se evita que los grandes países estén sobrerrepresentados y los pequeños puedan tener voz al contar con un mínimo de seis escaños. Alemania (96), Francia (74), Italia y Reino Unido (73) y España (54) son los países que aportan más diputados. Malta, Chipre y Luxemburgo (6) son los que menos representación tienen.

¿Cómo se forman los grupos parlamentarios?

Una de las preguntas clave es si la extrema derecha podrá constituir un grupo propio. Para ello, se requieren 25 diputados de al menos una cuarta parte de los países miembros (es decir, siete). Algunos partidos ya anuncian en las elecciones al grupo al que irán sus diputados, mientras que otros lo deciden después de los comicios.

¿Qué pasa con el Brexit?

Si el Reino Unido finalmente abandona la UE el 1 de noviembre de 2019, la composición del Parlamento Europeo cambiará. Los diputados británicos dejarán el hemiciclo, que pasará a tener 705 escaños. ¿Qué ocurre con los 73 diputados británicos? De estos, 46 de reservarán para futuras ampliaciones. Los 27 restantes se repartirán entre varios países, que aportarán los diputados siguiendo el orden de los más votados. España y Francia son los Estados más beneficiados, con cinco escaños más cada uno. Italia y Holanda tendrán tres más; Irlanda, dos, y nueve países (Polonia, Rumanía, Suecia, Austria, Dinamarca, Eslovaquia, Finlandia, Croacia y Estonia) contarán con uno más.

¿Para qué sirve el Parlamento Europeo?

El Parlamento Europeo tiene la función de legislar junto al Consejo Europeo, donde están representados los países miembros de la UE. Ese proceso de codecisión, denominado “procedimiento legislativo ordinario”, rige desde ámbitos como la seguridad, la justicia, el comercio exterior, las actuaciones en materia de medioambiente y la política agraria común (PAC). Por ejemplo, el Parlamento Europeo ha sacado adelante normas como el fin del roaming, los límites a las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos y la directiva sobre derechos de autor.

La Eurocámara puede poner en marcha nuevas iniciativas y comisiones de investigación, como las que se iniciaron tras escándalos como el fraude de las emisiones de los vehículos o los papeles de Panamá. También tiene competencias, junto al Consejo, para fijar el presupuesto anual de la UE, dar el consentimiento para la entrada en vigor de tratados comerciales o atender las peticiones de los ciudadanos (en la última legislatura ha recibido alrededor de 6.400 demandas).

¿Puede ejecer algún control sobre la Comisión?

El Parlamento Europeo tiene competencias de control sobre el poder ejecutivo. Para empezar, debe aprobar al presidente de la Comisión Europea por mayoría absoluta y los comisarios deben pasar sus respectivas audiencias. La Eurocámara rechazó por primera vez a un candidato en 2004, cuando suspendió a Rocco Buttiglione tras unas polémicas declaraciones sobre los matrimonios igualitarios.

También existe la posibilidad de presentar mociones de censura, aunque para que prosperen deben ser respaldadas por dos tercios de los votos emitidos. Ninguna de las ocho mociones promovidas hasta ahora ha salido adelante. Lo más cerca que estuvo el Parlamento Europeo de forzar la dimisión en bloque de la Comisión fue en 1999, pero el ejecutivo de Jacques Santer se despidió antes de que ello sucediera tras destaparse varios fraudes e irregularidades.

La cámara controla al Ejecutivo, además, a través de preguntas parlamentarias, comisiones de investigación o los debates sobre el estado de la Unión.

¿Puede fiscalizar al Consejo Europeo?

Las atribuciones, en este caso, son más limitadas. El presidente del Parlamento Europeo tiene derecho a intervenir al comienzo de cada Consejo Europeo para exponer la posición de los diputados en los asuntos que van a abordar los jefes de Estado y de gobierno. Cuando finaliza la cumbre, remite un informe al Parlamento. La Eurocámara también puede fiscalizar la labor de los ministros de la UE. Al comienzo y al final de cada presidencia semestral, el presidente del Consejo de la UE acude al hemiciclo en sesión plenaria para discutir su programa y los resultados.

¿Qué ocurre después de las elecciones?

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha convocado a los jefes de Estado y gobierno a una cumbre extraordinaria en Bruselas el próximo 28 de mayo para evaluar los resultados y abordar la renovación de los cargos comunitarios. De acuerdo con el Tratado de Lisboa, los Estados deben tener en cuenta los resultados de las elecciones. Es decir, no están obligados a nombrar como presidente al candidato que proponga el Parlamento. Sin embargo, esa decisión entraña sus riesgos. Y más en un hemiciclo que, según los sondeos, estará fragmentado. La Eurocámara puede rechazar al aspirante designado por el Consejo. En ese caso, los jefes de Estado y de gobierno deben proponer a otro candidato en el plazo de un mes. Una vez cerrado ese capítulo, el Consejo, de acuerdo con el presidente de la Comisión, debe elegir a los comisarios a propuesta de los países. Estos, igualmente, deberán recibir la luz verde de la cámara.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información