Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía acusa a Michael Avenatti de decenas de delitos financieros que podrían llevarle a prisión

Una investigación federal sostiene que el abogado del caso Stormy Daniels defraudó a sus clientes, a bancos y al fisco

Michael Avenatti, en un juzgado de Nueva York el pasado 25 de marzo.
Michael Avenatti, en un juzgado de Nueva York el pasado 25 de marzo. REUTERS

El abogado Michael Avenatti, que se hizo famoso representando a la actriz Stormy Daniels en su demanda contra Donald Trump, ha sido acusado de decenas de cargos de fraude, perjurio y delito fiscal que podrían conllevar décadas de prisión si es hallado culpable. Los cargos fueron revelados por la Fiscalía federal de Estados Unidos este jueves, tres semanas después de que Avenatti fuera detenido en Nueva York en una investigación distinta.

“Pretendo pelear hasta el final todos los cargos y declararme no culpable”, escribió Avenatti en Twitter. “Estoy deseando que se conozca toda la verdad en vez de una versión de parte con la que se pretende marginarme”.

Avenatti saltó a la fama en Estados Unidos como uno de los mayores críticos del presidente Donald Trump. Asumió la representación de la actriz porno Stormy Daniels para demandar al presidente y fue un tormento para la Casa Blanca durante meses a través de una agresiva estrategia mediática. La demanda finalmente ha sido desestimada y le ha costado dinero a Daniels. Llegó a ser tan popular que incluso viajó a Iowa varias veces a explorar una posible candidatura a las primarias demócratas.

Los investigadores de la Fiscalía federal en California, donde reside Avenatti y ha desarrollado casi toda su carrera como abogado litigante, le acusan de haberse quedado hasta con 12 millones de dólares que recibió como indemnizaciones para sus clientes tras lograr acuerdos judiciales. En total, las operaciones suman 10 cargos por fraude bancario. El fiscal Nick Hanna describió una especie de pirámide en la que Avenatti usaba el dinero ganado en unos casos para pagar por otros, “para evitar que se derrumbara su castillo de naipes financiero”.

Avenatti lleva una vida de millonario desde su despacho de abogados en Newport Beach, al sur de Los Ángeles, una de las zonas de costa más privilegiadas de California. Según la Fiscalía, Avenatti usó el dinero de la indemnización de un cliente para invertir en negocios y tener una participación en un avión privado. En un caso concreto, obtuvo una indemnización de cuatro millones de dólares para un cliente que quedó parapléjico. Según los investigadores, ocultó el acuerdo judicial a su cliente y en vez de darle el dinero le fue dando pagos de 1.900 dólares al mes.

Además de defraudar a sus clientes, Avenatti está acusado de no presentar su declaración de impuestos personales desde 2010. El abogado, según la investigación, defraudó también a un banco de Mississippi del que obtuvo créditos por valor de 4,1 millones de dólares gracias a que presentó declaraciones de impuestos falsas inflando sus ingresos.

La investigación revelada este jueves en California es independiente de la que está abierta por la Fiscalía federal en Nueva York y que resultó en la detención de Avenatti el pasado 26 de marzo. Según la Fiscalía, el abogado trató de extorsionar a la firma de ropa deportiva Nike en una negociación en la que aseguraba tener pruebas de que Nike paga a jugadores de baloncesto de las ligas amateur de universidades e institutos. Avenatti, según la Fiscalía, exigió a Nike un pago de 20 millones de dólares para zanjar el asunto y no hacer pública la información.

Tras su detención, fue puesto en libertad con cargos bajo fianza de 300.000 dólares. Lejos de retractarse, ha seguido insistiendo en Twitter en que tiene pruebas contra Nike y que su actuación fue legal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información