Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump se jacta de no haber leído el informe de Mueller pudiendo hacerlo

El presidente de EE UU solo conoce las breves conclusiones del fiscal general, las que decepcionaron al equipo del abogado especial, según medios estadounidenses

El presidente Donald Trump durante un encuentro de republicanos en Las Vegas.
El presidente Donald Trump durante un encuentro de republicanos en Las Vegas. REUTERS

De la batería de tuits que ha disparado Donald Trump sobre el ‘Rusiagate’, este sábado hubo uno que llamó particularmente la atención: “Todavía no he leído el informe de Mueller, aun cuando tengo el derecho a hacerlo”, se jactaba el mandatario, en alusión al documento de casi 400 páginas elaborado por el fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia rusa y la posible colaboración del republicano o su cúpula con Moscú durante la campaña de 2016. Trump quedó conforme con las conclusiones redactadas en cuatro folios por el fiscal general William Barr, en las que sostenía que no hubo colusión y que, a pesar de que Mueller no exoneraba al presidente del delito de obstrucción de justicia, él consideraba que no había pruebas para establecer dicha falta. Parte del equipo del fiscal general se ha quejado de la pobreza informativa del texto publicado por Barr, según publican The New York Times y The Washington Post.

Las conclusiones de Barr sobre el informe de Mueller publicadas el 25 de marzo han funcionado como gasolina para Trump. El mandatario, que siempre vapuleó la investigación de la trama rusa tachándola de “caza de brujas”, no deja de repetir desde entonces: “No hubo colusión, no hubo obstrucción a la justicia”. De lo primero, no cabe duda según lo publicado por el fiscal general respecto a las investigaciones de Mueller, pero sobre lo segundo todavía no existe absoluta claridad. Tras 22 meses de trabajo -siempre según la carta que Barr entregó al Congreso-, el equipo del fiscal especial afirmó que “no concluye que haya cometido un delito (de obstrucción a la justicia), pero tampoco le exonera". Esta es una de las pistas a las que se han aferrado los demócratas desde entonces para no zanjar el tema.

Barr adelantó a fines de marzo que el Congreso podrá acceder al informe “a mediados de abril o antes”. Pero no será el documento completo el que verá la luz. Ahora mismo el Departamento de Justicia está trabajando ahora en analizar y seleccionar las partes del texto que no deben difundirse por motivos de seguridad o de protección de fuentes. Sin embargo, el Comité Judicial de la Cámara Baja, controlado por los demócratas, aprobó este viernes el envío de un requerimiento judicial al Departamento de Justicia para que el documento se publique de manera íntegra.

Los líderes de la oposición no fueron los únicos que insatisfechos con las conclusiones del fiscal general. Según han publicado The New York Times y The Washington Post, citando fuentes anónimas del equipo de Mueller -conformado por 19 abogados y 40 agentes del FBI, entre otros-, el informe completo “es mucho más agudo de lo que Barr sugirió". Además, varios se molestaron porque el jefe del Departamento de Justicia no publicó los resúmenes de los capítulos que ellos habían elaborado para su posible difusión. Pero una de los consultados por el Post cuestionó la queja porque aún en los supuestos resúmenes existe información confidencial. Para el abogado de Trump, Rudolph Giuliani, todos los lamentos del equipo de Mueller provienen de empleados "descontentos", según dijo a Fox News.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información