Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos atribuye a un grupo extremista el asesinato de dos turistas escandinavas

La policía ha difundido los retratos robot de tres sospechosos mientras verifica la autenticidad de un vídeo donde degüellan a una de las víctimas

Imagen de la televisión 2M emitida este martes que muestra a policías en la escena del crimen.
Imagen de la televisión 2M emitida este martes que muestra a policías en la escena del crimen.

Los supuestos autores de la muerte de dos turistas escandinavas degolladas el lunes en Marruecos son cuatro individuos que pertenecen a un “grupo extremista”, según revela un comunicado de la fiscalía general del tribunal de apelaciones de Rabat, difundido en la tarde del miércoles. El escrito hace referencia también a un vídeo que circula por las redes sociales donde se ve cómo degüellan a una víctima. El procurador indica que se está trabajando para verificar la autenticidad del vídeo. El canal público 2-M cita fuentes próximas a la investigación para informar de que los terroristas, de nacionalidad marroquí, pertenecen al Estado Islámico.

Retratos robot de tres sospechosos difundidos por las fuerzas de seguridad marroquíes.
Retratos robot de tres sospechosos difundidos por las fuerzas de seguridad marroquíes.

Uno de los cuatro sospechosos ya fue detenido el martes y los otros están en búsqueda y captura. Los servicios de seguridad han difundido imágenes de tres retratos robot. Si se confirman las primeras indagaciones, este sería el primer atentado islamista reconocido oficialmente por Marruecos desde que en 2011 muriesen 17 personas tras ser atacada una cafetería de la plaza Yemaa el Fna, de Marrakech. El mayor atentado se perpetró en mayo de 2003 cuando varias explosiones en Casablanca acabaron con la vida de 45 personas, entre ellos dos kamikazes.

La danesa Louisa Vesterager Jespersen, de 24 años y su amiga noruega, Maren Ueland, de 28, fueron asesinadas a diez kilómetros de Imlil, localidad que sirve como puerta de entrada a las excursiones y ascensos al Tubqal. Este monte, de 4.167 metros de altura, es una de las mayores atracciones turísticas de Marruecos. Sus cuerpos fueron encontrados el lunes y el primer sospechoso fue detenido el martes.

Las autoridades no hablaron en un primer momento sobre la pista terrorista. Ni siquiera indicaron que habían sido degolladas. Tan solo hicieron mención a que mostraban “heridas de arma blanca en el cuello”. Sin embargo, la madre de la danesa Louisa Vesterager indicó a un diario danés que su hija había sido degollada. La difusión del vídeo en Internet donde aparece un hombre degollando a una víctima hacía evidente que la policía trabajaba sobre la pista del terrorismo islamista. Era imposible ocultarlo y, finalmente, la pista islamista fue confirmada por las autoridades el miércoles por la tarde.

Maren Ueland.
Maren Ueland. EL PAÍS

El turismo genera el 10% del Producto Interior Bruto del país y es la segunda fuente de empleo, tras la agricultura. Las autoridades marroquíes han desempeñado un gran esfuerzo en combatir el terrorismo islamista. La Oficina Central de Investigaciones Judiciales (BCIJ, por sus siglas en francés), conocida como el FBI marroquí suele ser muy activa en la desarticulación de células terroristas.

Louisa Vesterager Jespersen.
Louisa Vesterager Jespersen. EL PAÍS

Hasta ahora, el BCIJ ha hecho gala de una eficacia encomiable. Desde el nacimiento del Estado Islámico en junio de 2014, esta organización no había provocado una sola víctima mortal en el país. Y eso, a pesar de que Marruecos es uno de los países del que proceden más hombres en los grupos yihadistas de Irak y Siria; hasta 1.669, según el Ministerio del Interior. Desde 2015, la policía ha desmantelado más de 60 células terroristas.

Marruecos puso en marcha en mayo de 2015 la denominada operación Hadar (Vigilancia), contra el yihadismo. Desde entonces, las principales ciudades del país son patrulladas por cientos de tríos formados por dos soldados y un policía. A pesar de ese despliegue, en los últimos dos años en Marruecos se han registrado al menos seis ataques contra extranjeros que las autoridades han atribuido en su mayor parte a la acción de enajenados mentales.

Otros ataques terroristas en suelo marroquí

24 de agosto de 1994. Dos turistas españoles mueren y otro resulta herido al ser tiroteados en el hotel Atlas Asni de Marraquech. El atentado fue atribuido al grupo islamista Kelkal, constituido por inmigrantes magrebíes en Francia y que cometió varios ataques ese mismo año en Tánger, Casablanca y Fez.

16 de mayo de 2003. Mueren 45 personas, de ellas cinco españoles, en una cadena de atentados suicidas en Casablanca contra el hotel Farah, la Casa de España, un restaurante italiano, la Alianza Israelí y un antiguo cementerio judío. En la Casa de España murieron 23 personas, entre ellas cuatro españoles, tres franceses y un italiano. Al menos 3.000 integristas fueron detenidos por este atentado, 1.000 fueron inculpados y 17 condenados a penas de muerte.

11 de marzo de 2007. Un terrorista suicida hiere a dos personas en un cibercafé en Casablanca. El kamikaze era Abdelfetá Raydi, condenado en 2003 a cinco años de prisión pero indultado en 2005.

10 de abril de 2007. Varias explosiones en Casablanca causan la muerte de cuatro terroristas suicidas y un policía, además de 20 heridos.

14 de abril de 2007. Dos terroristas se suicidan al detonar las bombas que llevaban adosadas a sus cuerpos durante la persecución de la policía por el centro de Casablanca, tras intentar atacar el American Language Center, escuela dependiente de la embajada estadounidense en Marruecos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información