Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump elige como fiscal general a William Barr, que ya lo fue con Bush padre

El presidente completa sus puestos vacantes con la elección de la inexperta Heather Nauert como nueva embajadora ante la ONU

William Barr
William Barr con George HW Bush, en una foto de archivo. AP

William Barr es el elegido por Donald Trump para ser el nuevo fiscal general de Estados Unidos, regresando al frente del Departamento de Justicia que ya dirigió entre 1991 y 1993, durante la presidencia del recientemente fallecido George Bush padre. Así lo ha confirmado este viernes por la mañana el presidente, que también ha anunciado que la hasta ahora portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, será la nueva embajadora de Estados Unidos ante la ONU.

Los dos nombramientos, pendientes de hacerse oficiales y confirmarse en el Senado, vienen a cubrir las vacantes dejadas por la dimisión de Nikki Haley, representante ante las Naciones Unidas desde enero de 2017, y el despido de Jeff Sessions, tras una larga batalla por su papel en la investigación de la trama rusa. El sustituto en funciones de Sessions en el Departamento de Justicia, Matthew G. Whitaker, fue recibido por críticas generalizadas.

“Barr será nominado para el puesto de fiscal general [que en EE UU es también ministro de Justicia] y confío en que el proceso será muy rápido”, dijo Trump, mientras abandonaba la Casa Blanca para viajar a Misuri. “Fue mi primera opción desde el día uno”, ha asegurado.

Sobre Nauert, el presidente ha dicho que “ha hecho un gran trabajo con Michael Pompeo". "Tiene mucho talento, es muy lista, muy rápida y creo que será respetado por todos”, ha añadido.

Sessions, otrora gran aliado de Trump, se vio forzado a dimitir tras un largo desencuentro con el presidente que empezó cuando decidió inhibirse de la investigación de la llamada trama rusa, que busca arrojar luz sobre la injerencia de Moscú en las elecciones de 2016 y los posibles vínculos del entorno de Trump con el Kremlin. Desde que el pasado 7 de noviembre, tras la marcha de Sessions, Whitaker se convirtió en fiscal general en funciones, se viene especulando con la hipótesis de que Trump decidiera mantenerlo oficialmente en el puesto, cosa que al final no ha sucedido. Es el Departamento de Justicia el encargado de supervisar la investigación de la trama rusa, que Whitaker ha calificado, igual que el presidente, de “caza de brujas”.

Barr, de 68 años, también ha criticado aspectos de la investigación. Ha sugerido, por ejemplo, que el fiscal especial Mueller contrató a muchos fiscales que habían donado dinero a campañas de los demócratas. También ha apoyado a Trump en sus reiteradas peticiones a Sessions para que abriera una investigación criminal contra Hillary Clinton, su rival demócrata en 2016, en el contexto de toda la trama rusa.

El nombramiento de Heather Nauert embajadora ante la ONU, por su parte, llama la atención por su relativa inexperiencia en política exterior. Nauert se convirtió en portavoz del Departamento de Estado el año pasado, sin ninguna experiencia política previa y tras una carrera como presentadora de Fox News. Su predecesora, Nikki Haley, también carecía de experiencia en el tablero internacional pero contaba con una sólida carrera política, tras haber sido elegida dos veces como gobernadora de Carolina del Sur,

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información