Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La despoblación y el frío, condiciones ideales para el ejercicio militar de la OTAN

El Trident Juncture 2018 se llevará a cabo en el centro y este de Noruega, en el Ártico y en el mar Báltico. También en Islandia y en el espacio aéreo de Finlandia y Suecia, que no forman parte de la Alianza

Soldados holandeses, de camino a Noruega para participar en el ejercicio de la OTAN Trident Juncture 2018.
Soldados holandeses, de camino a Noruega para participar en el ejercicio de la OTAN Trident Juncture 2018. EFE

Desde la anexión de la península ucrania de Crimea por parte de Rusia —condenada por la comunidad internacional— en 2014, la región del báltico se ha convertido en un punto caliente desde el punto de vista militar. Noruega decidió mover ficha rápidamente y ese mismo año ofreció su territorio para acoger los ejercicios de defensa mutua de la OTAN. Y es que Noruega es el país escandinavo miembro de la Alianza Atlántica más cercano a Rusia, incluso con el que comparte un pedazo de frontera de casi 200 kilómetros. Poca densidad de población y unas bajas temperaturas hacen del país un atractivo para que la Alianza Atlántica efectúe allí uno de los mayores ejercicios militares desde 1980.

Desde el punto de vista militar, Noruega tiene una escasa densidad de población por lo que es posible efectuar operaciones extensas”, explica a través de un correo electrónico Karsten Friis, jefe de investigación de Seguridad y Defensa en el Instituto Noruego de Asuntos Internacionales (NUPI, por sus siglas en inglés). “Lo más importante es que los soldados, de alguna forma, están expuestos a un clima más frío de lo normal”. Las temperaturas estos días rondan los cero grados centígrados durante el día.

Desde el punto de vista político, continua el experto, con el hecho de que la Alianza efectúe un ejercicio de tales dimensiones —asistirán unos 50.000 soldados de al menos 31 países “se envía una señal a los posibles adversarios de que la OTAN es más que un foro de debate y que tiene capacidades reales”. Además, el hecho de haber aceptado Noruega como escenario para el monumental despliegue indica que la organización militar “se toma en serio” los desafíos en el norte del Europa.

Rusia y el Ártico

La despoblación y el frío, condiciones ideales para el ejercicio militar de la OTAN

“Nuestra misión es proteger a nuestros países”, explica un vídeo de promoción de Trident Juncture 2018. “Tenemos que estar constantemente vigilando a nuestro alrededor para saber de quién defendernos y cómo defendernos”, explica la voz en off mientras se observan unas imágenes de un submarino saliendo a superficie. A pesar de que la OTAN no menciona de dónde provienen las amenazas, Friis es bastante claro en señalar a Moscú. “La defensa colectiva de la OTAN está preparada para una potencial agresión rusa, aunque esta sea poco probable”, matiza. Las Fuerzas Armadas noruegas resumen en uno de los vídeos de promoción de Trident Juncture 2018 la intención del ejercicio: “Les mostraremos a todo el mundo quién es la OTAN”. Y es que, a pesar de que el 61% de la población noruega cree que la pertenencia a la Alianza es algo bueno, sólo el 23% de la población mayor de 18 años sabe que su país va a acoger este despliegue descomunal.

Además, el hecho de que algunos de los ejercicios se desempeñen en el Círculo Polar Ártico, tampoco es casual. “Durante la Guerra Fría, el Océano Ártico fue estratégicamente importante para la Unión Soviética y EE UU debido a la disuasión nuclear. En la actualidad hay un creciente interés estratégico hacia la región del Ártico debido a sus recursos [naturales] y las posibles nuevas rutas marítimas”, explica Aleksi Härkönen, presidente del Consejo del Ártico, a través de un correo electrónico.

En cifras

B. D. C. (Madrid)

¿Cuántos? Participarán unos 50.000 militares de 31 países de la OTAN y sus socios colaboradores como Suecia y Finlandia, que formalmente no forman parte de la Alianza Atlántica.

¿Efectivos? 150 aviones, 65 fragatas y más de 10.000 vehículos de combate.

Camas: 35.000, en comparación con las que hay en todos los hoteles de Oslo: 26.000.

Comidas: se servirán 1,8 millones de platos.

Agua: se repartirán 4,6 millones de botellas de agua durante el ejercicio.

Colada: 660 toneladas de ropa (sábanas, etcétera) serán llevadas a la lavandería.

Campamentos: 50, 20 de los cuales tienen una capacidad para más de 500 personas. El campamento más grande acogerá a 5.500 personas.

Coste: La OTAN y las Fuerzas Armadas noruegas han firmado un contrato de 200 millones de euros por acoger el Trident Juncture 2018.

¿Cuándo? El despliegue real se llevará a cabo del 25 de octubre al 7 de noviembre.

¿Dónde? En el centro y en el este de Noruega. Algunos ejercicios se efectuarán en las inmediaciones del Ártico y en el mar Báltico. También en Islandia y en el espacio aéreo de Finlandia y Suecia, que no forman parte de la Alianza Atlántica, aunque colaboran estrechamente con ella.

Fuente: Fuerzas Armadas noruegas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información