Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Naciones Unidas pide no hacer política con la caravana migrante

El relator sobre los Derechos Humanos de los Migrantes recuerda a EE UU y a México que las peticiones de asilo deben atenderse individualmente

Sesión en el plenario de la Asamblea General de la ONU
Sesión en el plenario de la Asamblea General de la ONU REUTERS

La política de tolerancia cero de Donald Trump con la migración crea incertidumbre en el cuartel general de las Naciones Unidas. Por las escenas que se vieron el pasado verano en la frontera con México y por la amenaza del presidente estadounidense de movilizar sus tropas para contener la caravana de inmigrantes hondureños que tratan de alcanzar la primera potencia mundial. El organismo es rotundo al recordar a Estados Unidos que se deben proteger los derechos de sus integrantes y pidió expresamente que “no se use como herramienta política”.

“El componente de seguridad y de derechos humanos están siempre en tensión”, reconoció Felipe González, relator especial sobre los Derechos Humanos de los Migrantes. Pero al mismo tiempo, dejó claro que las acciones que se adopten para proteger la frontera y regular estos movimientos de personas deben ser “adecuadas” y “proporcionadas”. Es una afirmación que extendió a México, como país de tránsito. Este viernes, la caravana migrante ya alcanzó territorio mexicano rumbo a EE UU.

“Las consideraciones de seguridad son legítimas”, insistió en línea con los expresaro en el pasado por António Guterres, el secretario general de la ONU, “pero no a costa de violar los derechos humanos”. González pidió que la caravana no sea vista como un grupo y emplazó a los dos países a que se atienda a cada integrante como un individuo al presentar las solicitudes de asilo. “Deben tomarse en serio y examinarse caso por caso”, recordó refiriéndose a las normas internacionales.

Las expulsiones colectivas, recordó el relator de la ONU, no están permitidas por el Derecho Internacional y se opuso a que se involucren efectivos militares. El hecho de que se trate de un movimiento de personas masivo implica, sin embargo, que se deben atender también las causas que hay detrás. “Estas cosas no suceden por casualidad”, afirmó, “se debe tener en cuenta los factores que llevan a los migrantes a escapar de sus países”.

González ya cursó hace unos meses una petición oficial para visitar EE UU y ver de primera mano la política que sigue en materia migratoria, que criticó en el pasado verano por los métodos de detención utilizados y la separación de las familias. También denunció el impacto de la retórica que utilizan los políticos, que criminaliza a los inmigrantes y que les fuerzan a aislarse de la comunidad. “El Estado no puede decir simplemente no”, concluyó.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información