Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Halladas 42 réplicas de juguete de fusiles de combate en un depósito policial paraguayo

El ministro del Interior culpa al anterior Gobierno de saltarse los protocolos de control. En lo que va de año se extraviaron otras 90 armas de dependencias policiales

Una de las 42 armas de juguete con las que fueron reemplazados los fusiles de combate.
Una de las 42 armas de juguete con las que fueron reemplazados los fusiles de combate.

Los responsables de Armamentos y Municiones de la Policía paraguaya hacían inventario el pasado viernes en un arsenal situado en Capiatá, a 21 kilómetros de Asunción, cuando descubrieron algo inaudito: 42 fusiles de combate negros apilados en vertical, uno al lado del otro, habían sido sustituidos por atrezo, como si la sede policial fuera el camerino de un teatro. En vez de armas de guerra, había réplicas de juguete hechas de plástico y madera.

La Fiscalía sospecha que los FN FAL -acrónimo de Fusil Automático Ligero en francés-, de origen belga y fabricación brasileña, fueron robados poco a poco, sin prisa ni estruendo, pero "de forma sistemática". Y que su destino más probable fue la venta ilegal en Brasil o Argentina, por lo que pidió la colaboración de las autoridades de los países vecinos para encontrarlos.

Los fusiles FN FAL estaban siendo retirados de las comisarías regionales para ser sustituidos por otros más modernos y por eso se guardaban en este almacén alejado de la capital. El tema preocupa al nuevo presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, que asumió el cargo el 15 de agosto y que acusa al anterior comandante de la Policía Nacional de enviar tarde los informes de inventario de armamento, según dijo a la prensa su ministro del Interior, Juan Villamayor.

Según la investigación, hace más de un año que la Policía había recibido una alerta de que fusiles automáticos como estos estaban siendo vendidos en el mercado ilegal por unos 10.000 dólares cada uno. Pero como no se aplicaron los controles rutinarios no se descubrió el cambio.

"Si este protocolo se hubiera hecho siempre en la administración anterior, ya habríamos tenido más información del momento en que se daba la desaparición de las armas", declaró Villamayor.

El ministro informó además que desde enero a julio de este año, un total de 90 armas cortas han desaparecido o fueron extraviadas por agentes del cuerpo. "No se puede sostener como normal que un oficial de Policía pierda el arma", dijo Villamayor tras reunirse con el presidente.

El comandante de la Policía Nacional, Bartolomé Báez , destituyó al jefe del Departamento de Armas y Municiones, José Benjamín Segovia, a causa del robo. Segovia se defendió diciendo que cuando asumió al cargo en enero de este año "consintió sin mirar el inventario que le entregaron sus subalternos y que no revisó uno por uno el armamento", según reporta el diario ABC Color.

Paraguay se ha convertido en el principal productor de marihuana de América del Sur, según la propia Secretaría Nacional Antidrogas (Senad). Ciudad del Este y otras zonas fronterizas poco vigiladas entre Argentina y Brasil son lugar de paso ilegal de drogas, armas y personas. Y también de dinero que lavan las organizaciones criminales como el caso Dario Messer de Brasil. Un cóctel perfecto para socavar la integridad de las instituciones que más transparentes y efectivas deberían ser.

Más información