Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump suspende el viaje de Pompeo a Corea del Norte y culpa a China

El presidente estadounidense considera que el proceso de desnuclearización no avanza y lo vincula a las tensiones comerciales con Pekín

El presidente de Estados Unidos, President Donald Trump aborda el Air Force One.
El presidente de Estados Unidos, President Donald Trump aborda el Air Force One. AFP

Donald Trump suspendió este viernes el viaje del secretario de Estado, Mike Pompeo, a Corea del Norte previsto para la próxima semana alegando una falta de progreso en la desnuclearización de Pyongyang y a la tensión comercial que mantiene Estados Unidos con China. El mandatario estadounidense adelantó en Twitter que “una vez que se resuelva” la relación con Pekín, Pompeo visitará la península.

El presidente estadounidense argumentó que la suspensión de la visita, entre otras cosas, responde a que el proceso de desnuclearización no está progresando “lo suficiente”. Sin embargo, este jueves, Mike Pompeo dijo que el viaje tenía como objetivo precisamente acelerar este compromiso. “Además, debido a nuestra posición comercial mucho más dura con China, no creo que estén ayudando con el proceso de desnuclearización como lo hicieron antes”, criticó el republicano.

A comienzos de este mes, Trump pidió aumentar del 10% al 25% el gravamen a importaciones a EE UU de bienes chinos por valor de 200.000 millones de dólares, redoblando la presión ya existente en la guerra arancelaria. Aunque esta semana los representantes comerciales de cada país se reunieron para intentar resolver los litigios pendientes.

Esta no es primera vez que Pekín entorcepece los planes de Trump. La histórica cumbre sostenida entre el mandatario estadounidense y el dictador Kim Jong-un en Singapur el 12 de junio se produjo a la sombra de China. Antes del encuentro, el líder norcoreano se reunió dos veces con el presidente chino, Xi Jinping, y una vez realizado, Pekín se perfiló como el gran ganador. El anuncio de la cancelación de las maniobras militares conjuntas que Corea del Sur y EE UU desarrollan anualmente en la península coreana fue recibido con los brazos abiertos por Xi, que ve con recelo la presencia militar de la potencia occidental en Asia. Ahora, cuando el Gobierno estadounidense se preparaba para viajar a Corea del Norte y “hacer un mayor progreso” en el compromiso de desnuclearización, Trump frena los planes en tres tuits. En dos de ellos se refiere a China.

Otro factor que llama la atención en la repentina cancelación del viaje es que hace menos de 24 horas el secretario de Estado anunció el nombramiento del vicepresidente de Ford, Steve Biegun, como representante especial para dirigir las negociaciones con Corea del Norte. Durante la ceremonia, Pompeo dijo que ambos visitarían la península para progresar en los compromisos adquiridos por Kim en la cumbre de Singapur.

El viaje hubiera sido el cuarto de Pompeo a Corea del Norte, y el segundo desde una cumbre histórica entre Trump y el autoritario líder Kim Jong-un.

Más información