Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crecida de un río en un parque de Italia causa 10 muertos

Las víctimas, entre las cuales hay menores, formaban parte de un grupo que fue sorprendido por el mal tiempo

Un helicóptero de los agentes de rescate.

Al menos diez excursionistas murieron este lunes, entre ellos una chica de 14 años, por la crecida repentina de un río en el parque nacional del Pollino, en la provincia calabresa de Cosenza (sur). Todos ellos formaban parte de dos grupos de turistas a los que sorprendió el mal tiempo. Los equipos de socorro pudieron salvar a 23 personas que habían quedado atrapadas, entre ellos varios niños.

La cifra de heridos se elevaba este martes a 11, cinco de ellos graves.De las diez víctimas confirmadas, seis son mujeres y cuatro hombres. Uno de ellos es Antonio De Rasis, un experimentado guía de la zona que durante años acompañó a visitantes a descubrir el río, según el diario La Repubblica. Fuentes de Protección Civil informaron de que se habían dado por concluidas las labores de búsqueda de tres personas cuyo paradero inicial se desconocía y que fueron localizadas en perfecto estado en la región de Basilicata, pues no formaban parte de los grupos afectados por la crecida.

Los hechos ocurrieron cuando los excursionistas que recorrían las gargantas del río Raganellose se vieron sorprendidos por el desbordamiento del torrente. Las gargantas forman un área natural protegida que se extiende a lo largo de 1.600 hectáreas y un cañón de 13 kilómetros de longitud, por el que a diario pasan decenas de turistas y excursionistas para hacer senderismo o practicar deportes como el rafting.

Durante el verano, esta zona es visitada por numerosos turistas, “pero las crecidas del torrente se dan solo en invierno y nunca había pasado en esta época del año”, explicó el responsable del equipo de rescate alpino de Calabria, Luca Franzese. Sin embargo, las fuertes lluvias de los últimos días provocaron una crecida y el nivel del torrente subió dos metros en poco tiempo. “Era imposible que [las víctimas] se dieran cuenta del peligro porque en esa zona ni siquiera estaba lloviendo, añadió Franzese.

Apenas una semana después del colapso del puente Morandi en Génova, que dejó más de 40 muertos, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, expresó su tristeza por la tragedia y dio las gracias a los servicios de emergencia y Protección Civil. “El Gobierno está cerca de las familias de las víctimas y de los heridos”, destacó el mandatario en la red social Twitter.

Más información