Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crecida del Ebro pone en alerta a Navarra, Aragón y la Rioja

La corriente se ha cobrado la vida de un pastor de Codos (Zaragoza)

El río Ebro a su paso este jueves por Zaragoza . Atlas-Quality

La crecida de los ríos de la cuenca del Ebro ha puesto este viernes en alerta a numerosos municipios de Navarra, La Rioja y Aragón. La crecida se ha cobrado la vida de un pastor de Codos (Zaragoza), cuyo cuerpo se ha localizado este viernes. Se sospecha que falleció cuando intentaba cruzar el río con su rebaño. Alrededor de 600 soldados y agentes de la Unidad Militar de Emergencias (UME), de la Guardia Civil y de la Policía Nacional estaban desplegados ayer en Aragón.

Los cerca de 540 habitantes de Novillas, el primer pueblo de la provincia de Zaragoza donde se esperan inundaciones, vivieron un viernes de agonía. Un equipo de soldados de la UME ha pasado el día levantando diques en cuatro calles para evitar que durante la crecida, que se esperaba para la madrugada, el río anegue el casco urbano. A la hora de cenar había ya más alivio que preocupación. “Esta vez nos alertaron antes”, mantiene el capitán Garrido.

En 2015, el Ebro también se desbordó y causó inundaciones en la región similares a las previstas para estos días. En Novillas, el río prácticamente se comió cinco calles y las barreras se instalaron tarde. Este año ya no les pilla. El jubilado Antonio Urzay ha montado una torre de muebles en uno de los dormitorios con cuatro cajas de fruta que sustentan un somier, una mesilla y una puerta. “Aquí ya estamos acostumbrados”, refunfuña con un palillo en la boca.

En su curso por la provincia de Zaragoza, la corriente se ha cobrado la vida de un pastor de Codos, desaparecido este jueves por la crecida del río Grío, un afluente del Jalón. Su cuerpo ha sido localizado este viernes por la mañana a unos dos kilómetros de esta localidad zaragozana, cerca del punto en el que se cree que estaba cruzando el río con su rebaño, según informó la Diputación de Zaragoza.

En Aragón no se han producido desalojos en los municipios ribereños más amenazados, aunque Protección Civil mantiene que todos están en alerta. Será tras la crecida prevista de madrugada cuando las autoridades decidirán si pueblos como Pradilla y Boquiñeni, de menos de 1.000 habitantes, tendrán que ser evacuados y sus habitantes alojados en polideportivos cercanos.

El Gobierno de Navarra ha activado la situación de emergencia por inundaciones, en fase uno, la que implica intervención de la UME, y ha pedido especial precaución en la zona de la Ribera. La crecida del río hizo que se inundaran algunas calles en el casco viejo de Tudela (35.000 habitantes), como en 2015.

Según el Ministerio de Agricultura, se trata de una crecida del Ebro similar a la que causó destacadas inundaciones y daños en los años 2015 y 2003. La titular de este departamento, Isabel García Tejerina, tiene previsto desplazarse hoy a Zaragoza para conocer sobre el terreno las afecciones causadas por la crecida.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información