Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las lluvias torrenciales causan una decena de muertos en Israel

Nueve excursionistas adolescentes perecen ahogados por la repentina crecida de un torrente

Carretera cortada por las inundaciones a orillas del mar Muerto, en Israel.
Carretera cortada por las inundaciones a orillas del mar Muerto, en Israel. AFP

Las lluvias torrenciales y tormentas de dimensiones bíblicas que están azotando Tierra Santa se han cobrado al menos 11 vidas en las últimas horas. Un beduino israelí y una joven palestina murieron el miércoles y nueve excursionistas adolescentes israelíes han fallecido ahogados este jueves al desbordase un torrente en la región de Arava, al suroeste del mar Muerto. Grandes ciudades, como Jerusalén y Tel Aviv, sufrieron también las consecuencias de las inundaciones causadas por sucesivas tormentas con gran aparato eléctrico.

Pese a la alerta decretada por las autoridades a comienzos de la semana, un grupo de una treintena de alumnos de una academia preparatoria para el Ejército del centro de Israel se había encaminado a recorrer la zona esteparia de Tzafit. La repentina crecida del torrente del mismo nombre, habitualmente seco, sorprendió a los excursionistas, que se vieron arrastrados por “una ola gigante”, según relataron testigos a la prensa israelí.

Nueve de ellos —ocho chicas y un muchacho, todos en torno a los 18 años— fueron hallados muertos por los equipos de rescate, y otros dos de ellos tuvieron que ser hospitalizados con síntomas de hipotermia. Dos jóvenes del grupo —que iba acompañado por dos monitores y un sanitario— han sido dados por desaparecidos.

El trágico desenlace de la excursión ha conmocionado al Estado judío. El Ejército ha movilizado helicópteros Apache para la búsqueda de supervivientes, en las que participan miembros de las fuerzas de seguridad, de los servicios de emergencia y de equipos de voluntarios. El presidente de Israel, Reuven Rivlin, escribió en su cuenta en Twitter: “Nuestros pensamientos y oraciones están con nuestros hermanos y nuestros hijos, nuestros seres queridos y todos aquellos que están en peligro”.

Las lluvias torrenciales del miércoles causaron la muerte, por el desbordamiento de cursos de agua, de un adolescente beduino en el desértico Negev, en el sur de Israel, y de una joven pastora palestina que intentaba recoger sus ovejas en las inmediaciones de Belén (Cisjordania).

Más información