Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite por sorpresa el jefe de los inspectores de la OIEA, encargado de verificar el acuerdo nuclear con Irán

La renuncia tiene lugar tres días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciase la retirada de su país del pacto

Tero Varjoranta, jefe de los inspectores de la OIEA, en febrero de 2014 en Viena.
Tero Varjoranta, jefe de los inspectores de la OIEA, en febrero de 2014 en Viena.

El jefe de los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Tero Varjoranta, máximo encargado de verificar el acuerdo nuclear con Irán, ha dimitido este viernes de forma inesperada, según ha informado un portavoz de la institución. El finlandés Varjoranta, director general adjunto de la organización y director del Departamento de Salvaguardas, "dimitió con efecto al 11 de mayo de 2018", ha informado esta misma fuente, sin dar más información sobre las causas de la renuncia. El cese tiene lugar tres días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciase la retirada de su país del acuerdo nuclear con Irán.

El director general de la OIEA, el japonés Yukiya Amano, ha nombrado como sucesor en el cargo de forma interina al italiano Massimo Aparo, hasta ahora director de la Oficina de Verificación en Irán. "El director general tiene la intención de nombrar a un nuevo director general adjunto tan pronto como sea posible, siguiendo los procedimientos establecidos", ha indicado el portavoz, que también ha asegurado que "continuará llevando a cabo las actividades de salvaguardas [de controles para evitar la proliferación de armas nucleares] de forma altamente profesional".

En un breve comunicado en su página web, la OIEA informa de que Aparo, un ingeniero atómico, trabaja para el Departamento de Salvaguardas desde 1997, y entre otros, ha sido jefe de la Iran Task Force. Varjoranta ha sido el máximo responsable de la verificación del programa nuclear de Teherán desde octubre de 2013, una tarea que se intensificó tras la firma en 2015 del acuerdo con Irán, que incluye un amplio régimen de controles.

Ese tratado, negociado durante casi dos años a máximo nivel entre Irán y seis potencias —EEUU, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania—, prevé importantes limitaciones en el programa nuclear iraní para evitar el desarrollo de armamento atómico a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales. Tras el anuncio de Trump, la OIEA afirmó que Irán está sujeto al régimen de verificación más robusto del mundo y que hasta el momento ha cumplido con todos los compromisos adquiridos en el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, el nombre oficial del acuerdo nuclear).

Más información