Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente eslovaco acepta la dimisión del primer ministro, Robert Fico

Kiska encargará al 'número dos' del Ejecutivo formar Gobierno en medio de una crisis política tras el asesinato del periodista Jan Kuciak

El primer ministro eslovaco ofrece su renuncia en una conferencia de prensa en Bratislava este miércoles.
El primer ministro eslovaco ofrece su renuncia en una conferencia de prensa en Bratislava este miércoles. AFP

El presidente de Eslovaquia, Andrej Kiska, ha confirmado este jueves que acepta la dimisión del primer ministro, Robert Fico, y que encargará a su compañero y número dos del partido socialdemócrata, Peter Pellegrini, formar Gobierno. La renuncia se produce en medio de una crisis política potenciada por el asesinato del periodista de investigación Jan Kuciak y su novia a finales de febrero. El objetivo de Fico es salvar el Ejecutivo en coalición de tres fuerzas que manda en el país. La formación más pequeña del tripartito advirtió el martes de que abandonaría el Gobierno si no se convocaban elecciones. Este lunes, también renunció el ministro del Interior, Robert Kalinak.

"Estoy dispuesto a presentar la dimisión, si se cumplen tres condiciones", ha señalado Fico, entre las que enumeró que el presidente, Andrej Kiska, respete los resultados de las elecciones de 2016, garantice el actual acuerdo de coalición vigente y que permita de nuevo al partido socialdemócrata para formar Gobierno.

"Si el presidente está de acuerdo con estas condiciones, y hoy hemos tenido una conversación constructiva, estoy dispuesto a presentar mañana mi dimisión y presentar un candidato del partido para encabezar el Ejecutivo", ha añadido el líder socialdemócrata en una declaración transmitida por televisión. La decisión de Fico fue aceptada por sus socios nacionalistas y de la minoría húngara, que con los socialdemócratas tienen mayoría parlamentaria para agotar la legislatura en marzo de 2020.

Este anuncio pretende solucionar aparentemente la crisis causada en el país tras el asesinato del reportero Jan Kuciak, quien había informado sobre supuestos vínculos entre el crimen organizado y altas esferas de la política en Eslovaquia. Fico ha achacado el momento de inestabilidad que atraviesa el país centroeuropeo a "la explotación sin escrúpulos por motivos políticos" de su muerte.

La dimisión de Fico llega cuatro días después de que miles de personas se manifestaran en la capital eslovaca, Bratislava, por el asesinato del periodista Jan Kuciak tras una investigación en la que el reportero señalaba posibles vínculos entre varios parlamentarios eslovacos y organizaciones criminales italianas. La investigación se hizo pública a título póstumo, según decidió el Proyecto de Reportajes sobre Crimen Organizado y Corrupción para el que trabajaba. El documento explica la supuesta actividad criminal entre miembros de la élite política de Bratislava y personas relacionadas con la 'Ndrangheta de la región italiana de Calabria. El fiscal de la región de Calabria, Nicola Gratteri, ha asegurado a la radio italiana que "es probable que las familias de la mafia calabresa estén detrás del asesinato" del periodista eslovaco.

A raíz del asesinato de Kuciak y su prometida se han producido numerosas manifestaciones en distintos puntos de Eslovaquia, las más multitudinarias en la capital del país, donde miles de personas exigieron la dimisión del Ejecutivo. Tanto Kuciak como su prometida, Martina Kurnikova —ambos de 27 años— fueron encontrados sin vida dentro de su piso en las afueras de Bratislava el pasado 25 de febrero. Los dos habían recibido varios disparos.

Más información