Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peña Nieto y Trump vuelven a discutir por el muro y cancelan los planes para visitar la Casa Blanca

‘The Washington Post’ asegura que Trump “perdió los nervios” cuando Peña insistió por teléfono en que México no pagará un muro en la frontera

Los planes de la diplomacia mexicana para que el presidente Enrique Peña Nieto se reuniera finalmente con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca han quedado congelados esta semana, según asegura The Washington Post este sábado. La razón es, de nuevo, una discusión entre ambos mandatarios sobre la insistencia de Trump en decir públicamente que va a hacer a México pagar por un supuesto muro en la frontera entre ambos países. México no solo lo considera una ofensa nacional, sino que su presidente no está dispuesto a conceder a Trump la más mínima ambigüedad al respecto.

Peña Nieto y Trump, en el G-20 en Hamburgo el pasado mes de julio.
Peña Nieto y Trump, en el G-20 en Hamburgo el pasado mes de julio. AFP

Según afirma el diario capitalino, citando fuentes anónimas de ambos Gobiernos, Trump y Peña Nieto tuvieron una tensa discusión el pasado 20 de febrero durante una conversación telefónica. Peña Nieto decidió cancelar los planes para una visita cuando Trump se negó a afirmar públicamente que México no pondrá dinero para construir un muro. La diplomacia mexicana lleva preparando meses este encuentro en Washington, que oficiosamente ya se esperaba para finales de este mes o principios de marzo.

Los dos mandatarios hablaron por teléfono 50 minutos el pasado 20 de febrero. Lo que provocó el enfado de Trump fue la insistencia de Peña Nieto en que se retractara públicamente de su promesa de hacer a México pagar por el muro. La versión de las fuentes mexicanas afirma que Trump “perdió los nervios”. La versión de las fuentes estadounidenses afirma que Trump estaba “frustrado y exasperado” con la petición del presidente mexicano. Pero ambas coinciden en que ese fue el detonante y la razón final por la que la visita de Estado ha sido descartada.

Donald Trump y Enrique Peña Nieto no se han visto en el marco de una visita de Estado, ni en la Casa Blanca ni en el Palacio Nacional. Solo se han reunido dos veces. Una, en agosto de 2016, cuando el presidente mexicano invitó a Trump a México en plena campaña electoral en la que el entonces candidato estaba lanzando un discurso insultante sin precedentes entre ambos países. Trump pasó un par de horas en México y luego voló a Arizona para volver a insistir en el muro. No volvieron a verse hasta un año después, el pasado julio en la cumbre del G-20 en Hamburgo.

Todos los presidentes de Estados Unidos desde la II Guerra Mundial han pisado México. El enfrentamiento personal entre los presidentes, que puede acabar afectando a las relaciones comerciales, es una anomalía diplomática en los últimos 50 años que ninguno de los dos Gobiernos ha sido capaz de reconducir hasta ahora. A Peña Nieto le quedan apenas cinco meses de mandato hasta las elecciones presidenciales.

Es la segunda vez que una visita de Estado de Peña Nieto a la Casa Blanca queda aparcada por una discusión sobre el muro. Ambos Gobiernos llegaron a pactar una fecha, el 31 de enero de 2017, para la visita. Sin embargo, fue cancelada después de que Trump intentara que Peña Nieto no le contradijera en público si salía el tema del muro.