Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

170 trabajadoras de la BBC denuncian la discriminación salarial ante el Parlamento

Los responsables de la emisora niegan haber incurrido en un sesgo de sueldos por razones de género

La entrada principal de la BBC, ubicada en Londres.
La entrada principal de la BBC, ubicada en Londres. REUTERS

Las trabajadoras de la BBC han denunciado ante un comité del Parlamento británico que sus jefes violaron la legislación de igualdad salarial al pagarles menos que a sus colegas masculinos, circunstancia que además ocultaron. Un grupo de 170 mujeres de la plantilla ha hecho frente común exigiendo una disculpa, compensaciones económicas y ajustes en sus planes de pensiones, pero los responsables del ente público niegan haber incurrido en un sesgo salarial por razones de género.

El lobby de féminas periodistas ha acompañado su queja por escrito con una decena y media de ejemplos que ilustran las diferencias salariales entre hombres y mujeres que realizan exactamente el mismo trabajo para la corporación. El documento sostiene asimismo que algunas trabajadoras recibieron amenazas por reclamar una remuneración igualitaria.

Una presentadora de radio que ha querido preservar su identidad asegura, por ejemplo, que uno de los jefes de su servicio le dijo que la BBC no aplica la igualdad salarial, al tiempo que la tildaba de “agresiva” por plantear esa exigencia laboral. Eleanor Bradford, la corresponsal de sanidad de la BBC en Escocia, sí ha querido en cambio que figure su nombre y apellido en la denuncia de que solo consiguió un aumento de sueldo cuando esgrimió las leyes de igualdad salarial. Y aún así su remuneración siguió estando muy por debajo de las de otros colegas masculinos a cargo de tareas similares a la suya.

La presentación del caso ante el comité parlamentario de cultura, medios de comunicación y deportes ha coincidido en el tiempo con la difusión este mediodía de un informe interno de la BBC sobre los sueldos de sus presentadores y reporteros. El informe, realizado por la consultora PwC, ha detectado “anomalías” y “falta de claridad y de apertura” en el proceso de toma de decisiones, pero no ha hallado pruebas que confirmen un sesgo por razones de género en la política de salarios. Es decir, que la brecha salarial denunciada por las mujeres de la plantilla no es estructural y, por tanto, el ente no habría violado la legislación vigente.

El colectivo de trabajadoras de la BBC ha criticado las conclusiones de un informe “del que hemos sido excluidas”, y sigue presionando a la corporación para que formule una disculpa pública y acepte un arbitraje independiente que medie en la oleada de casos individuales de brecha salarial.

El debate suscitado por una sucesión de escándalos sobre las expresiones de sexismo en la vida pública del país tuvo uno de sus puntos álgidos hace poco menos de un mes con la dimisión de una de las periodistas más veteranas y prestigiosas de la BBC, la delegada en China Carrie Grace, tras constatar que sus colegas varones en cargos equiparables cobraban bastante más que ella. Como consecuencia, seis de los principales presentadores de noticias de la corporación acordaron días atrás rebajar sus abultados salarios en un gesto de solidaridad.

Más información