Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia e India arrancan sus mayores maniobras militares

Por primera vez participarán las tres ramas de sus Fuerzas Armadas en estos ejercicios anuales

Rusia e India han comenzado este jueves en el país euroasiático las mayores maniobras militares conjuntas de su historia. Es la primera vez que participarán las tres ramas de sus Fuerzas Armadas —terrestre, naval y aérea— en estos ejercicios, anuales desde 2003. Casi 500 soldados indios se han desplazado a Vladivostok, en el Pacífico ruso, para participar en unos entrenamientos militares de 11 días con un millar de uniformados rusos. India compra el 70% de su material militar a Rusia, que desde el verano ha hecho maniobras con China y Pakistán.

Soldados indios participan en unas maniobras militares, en el oeste del país en 2008.
Soldados indios participan en unas maniobras militares, en el oeste del país en 2008. REUTERS

La cooperación militar entre Moscú y Nueva Delhi se remonta a la Guerra Fría. Las relaciones se enfriaron en marzo cuando las autoridades indias cancelaron un proyecto conjunto de innovación militar por el que India se había comprometido a abonar 7.000 millones de dólares (5.900 millones de euros). En junio, sin embargo, acordaron una expansión de su relación energética y castrense. El Gobierno de Narendra Modi ha anunciado recientemente su intención de comprar el sistema ruso de defensa antiaérea S-400 —por el que también se han interesado formalmente Turquía y Arabia Saudí—, un submarino nuclear y diversos aviones de combate y helicópteros.

Rusia proyecta influencia a través de la venta de armamento y acuerdos de cooperación militar, incluso con China y Pakistán, los dos principales rivales de India. En julio varios buques chinos se desplazaron al enclave ruso de Kaliningrado, en el Báltico, para participar en sus primeras maniobras conjuntas. Hace solo dos semanas, el Ejército de Pakistán concluyó unos ejercicios en el Cáucaso. La intervención rusa en Siria en favor del presidente Bachar el Asad ha permitido demostrar la eficacia de su armamento, gracias al cual el Ejército sirio está cada vez más cerca de derrotar a los rebeldes y yihadistas.

En las maniobras iniciadas el miércoles en el este de Rusia y en el mar de Japón se ensayará cómo “forzar un bloqueo naval y aéreo del enemigo simulado", según el comunicado emitido por el Ejército ruso. Rusia (el tercer país con mayor presupuesto de Defensa) e India (el quinto), también entrenarán cómo crear corredores humanitarios, lanzar un contraataque naval, o tomar una zona costera con paracaidistas.

A pesar de que India sigue siendo el principal cliente de armamento ruso, en los últimos años Nueva Delhi ha adquirido cada vez más material estadounidense e israelí, y ha aumentado la capacidad de las maniobras conjuntas que organiza periódicamente con Washington. Las que celebraron en julio en el océano Índico (también con Japón) fueron las de mayor envergadura en los últimos 25 años. El miércoles, horas antes de que los soldados indios comenzaran sus ensayos en Rusia, el secretario de Estado de EE UU, Rex Tillerson, anunció que la próxima semana viajará a India para “profundizar radicalmente” las relaciones entre ambos países.

En lo que va de año el Ejército ruso también ha llevado a cabo ensayos militares con Japón, Egipto, Serbia, Bielorrusia, Uzbekistán o Mongolia. El Ministerio de Defensa ha anunciado que para 2018 esperan realizar maniobras conjuntas con otros países como Argelia, Emiratos Árabes Unidos, Laos, Vietnam, Tailandia, Sudáfrica o incluso Argentina y Chile.

Más información