Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel felicita a Trump por su “valiente decisión” al no validar el pacto con Irán

El primer ministro Netanyahu cree que el tratado es débil y pone en riesgo la estabilidad regional y especialmente al Estado hebreo

El Gobierno de Israel ha felicitado este viernes al presidente de Estados Unidos por su "valiente decisión" al no certificar el pacto nuclear con Irán. El primer ministro israelí, Benjamin, Netanyahu aseguró que Donald Trump se enfrentó de un modo audaz "al régimen terrorista de Irán".

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante la sesión de la asamblea general de la ONU en septiembre.rn
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante la sesión de la asamblea general de la ONU en septiembre. AFP

Netanyahu ya se había mostrado partidario de tomar una posición más dura con respecto a Irán para truncar definitivamente sus aspiraciones nucleares, el pasado mes de septiembre, durante el encuentro que mantuvieron ambos líderes en Nueva York —el tercero en lo que va de año—. Entonces, Netanyahu ya dio a entender que existía una completa sintonía entre Washington y su Ejecutivo en cuanto a Irán.

El primer ministro israelí siempre se ha posicionado en contra del tratado nuclear firmado por las principales potencias mundiales con Irán, durante el mandato del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Desde que fue rubricado, en julio de 2015, Israel no ha dejado de trabajar para que se anule o para que se revise de manera que se pueda actuar con mayor contundencia, ante las posibles violaciones del mismo. A Netanyahu le parece un tratado débil, que pone en riesgo la estabilidad regional y especialmente al Estado judío, porque facilitó el levantamiento de las sanciones internacionales a Irán y, por tanto, considera que Teherán podría acceder a un mercado que le posibilitara desarrollar sus capacidades nucleares.

Maniobras que no gustan en Irán, donde las presiones diplomáticas israelíes levantan ampollas. Recientemente uno de los generales del régimen amenazaba directamente al Estado hebreo con una “desaparición temprana” por inmiscuirse en el asunto. “Israel debe estarse quieto y dedicarse a contar los días que le quedan hasta su muerte. Sus pequeños errores le llevarán a la destrucción” aseguró el General Abed al-Rahim Musawi a la agencia iraní de noticias Tasnim. El militar iraní vaticinó que a Israel le quedan 25 años de vida “pero eso no significa que no vaya a desaparecer antes”, amenazó.

A pesar de las habituales declaraciones subidas de tono entre ambas partes, el Gobierno israelí es consciente de que cualquier paso en falso puede llevar a una escalada de violencia en la región de consecuencias impredecibles. “Estados Unidos e Israel deben promover un acuerdo paralelo que defina su estrategia conjunta contra las diferentes amenazas que emanan de Irán”, sugiere el general Amos Yadlin, ex jefe de Inteligencia Militar israelí que actualmente dirige el Instituto de Estudios para la Seguridad Nacional de la Universidad de Tel Aviv.

En Israel también preocupan las aspiraciones regionales del régimen de los ayatolás. El acercamiento de Teherán a Ankara y a Hamás, su papel en la guerra de Siria y la posible presencia permanente de los militares iraníes en el país vecino levantan recelos. “Irán está llegando muy lejos en Siria con la ayuda de Rusia. El resurgir regional de Moscú fue una sorpresa estratégica para Israel que ni el Mosad—los servicios secretos israelíes— supo predecir. Pero Moscú entró en escena apoyando a Irán y las políticas extremas pueden llevar a una guerra en la región”, advierte el profesor Moshe Maoz desde su despacho en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Maoz, que fue asesor en asuntos árabes del asesinado primer ministro israelí, Isaac Rabin y del presidente Simón Peres, está convencido de que Israel debería haber coordinado con Estados Unidos un papel más destacado en el conflicto sirio antes de que irrumpieran los rusos. “Rusia mira solo por sus propios intereses y en aras de ellos apoya a Irán. El tratado con Irán no es el mejor, pero no se puede borrar de un plumazo. Hay que actuar con cautela, si se quiere evitar que Oriente Medio explote”, sentencia Maoz.

Fe de errores

En una versión anterior, esta información mencionaba Tel Aviv como sinónimo de Gobierno israelí. Tel Aviv no es la capital de Israel ni la sede de la gran mayoría de sus ministerios. Por ello, este diario evita utilizarla como sinónimo de Ejecutivo israelí, así como evita referirse a Jerusalén como capital dado que no es reconocida como tal por la comunidad internacional.

Más información