Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Starbucks lanza el ‘Frappuccino de horchata’ sin chufa... y no es sacrilegio

La cadena vende un producto hecho con leche de almendra y toca la fibra valenciana

La horchata de Starbuks.
La horchata de Starbuks.

Atención puristas: la horchata no tiene por qué ser necesariamente de chufa, aunque la buena de verdad sea la que se elabora con este pequeño tubérculo típico de la huerta valenciana, tan afrodisíaco y saludable. Vaya por delante esta advertencia para contar que Starbucks ha puesto este miércoles a la venta en su vasta red de cafeterías de Estados Unidos y Canadá tres tipos de Frappuccino de horchata que elabora con leche de almendra y sin rastro de chufa. Y, claro, suena tan sacrílego como la paella con chorizo de Jamie Oliver.

Por partes. El gigante norteamericano que ocupa con sus cafeterías las mejores esquinas de ciudades de medio mundo ha puesto en su catálogo de bebidas tres brebajes de los suyos que define como horchata. Para el español medio, eso quiere (o querría) decir que se trata de la famosa bebida blanca de chufa que tan bien marida con el fartón. Pero no.

"El Frappuccino creme de horchata de leche de almendras es una bebida deliciosamente cremosa, con sabor a especias y hecha con la cantidad exacta de canela. Deliciosa para los meses más cálidos como estos de verano", dice en su web la cadena, que detalla su composición y valores nutricionales: ni un rastro de chufa, pero sí mucha leche de almendra, canela, caramelo, crema batida, vainilla.

El aparente sacrilegio no ha pasado inadvertido en las redes sociales, donde algunos hablan de afrenta a los valencianos. Pero incluso en la Comunidad Valenciana y en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Chufa de Valencia se habla en todo momento de "horchata de chufa". La explicación es simple: hay horchatas de otras cosas en otros lugares del mundo no tan lejanos y son muy populares.

Para empezar, el Diccionario de la Real Academia Española dice que la horchata es "una bebida hecha con chufas u otros frutos, machacados, exprimidos y mezclados con agua y azúcar". Y se refiere a otros frutos porque en su etimología se detalla: "Del latín hordeāta 'hecha con cebada', derivado de hordeum 'cebada', quizá por conducto mozárabe". En cualquier caso el origen es la costa Este de la península Ibérica.

De hecho, para el triángulo que forman Murcia, Albacete y Almería, la horchata de almendra es casi más típica que la de chufa. La fórmula de Starbucks es más propia de México y varios países centroamericanos (Guatemala, El Salvador...), aunque allí se hace sobre todo con leche de arroz. También las hay de ajonjolí (Puerto Rico), coco (en Honduras, pero con base de arroz), melón (la pepitada sefardí, también popular en Grecia y Turquía). Pero quizás no reúne todos los beneficios para la salud de la de chufa y se que detallan pinchando aquí.

Una última cosa. La chufa que se come (cyperus esculentus) se llama también juncia (de junco) avellanada, pero en inglés, sin ir más lejos, puede llamarse tiger nut (nuez tigre) o incluso earth almond (almendra de tierra). La horchata de chufa es la tercera bebida más consumida en España en verano (ganan la cerveza y el gazpacho, por ese orden), según el estudio ¿A qué sabe el verano?, realizado por Madison Market Research para Cerveceros España.

Más información