Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas cuestiona el resultado en Venezuela y la Eurocámara no lo reconocerá

El Ejecutivo comunitario expresa su "preocupación por el destino de la democracia en Venezuela"

Una ciudadana vota en un colegio electoral de Caracas, el domingo.
Una ciudadana vota en un colegio electoral de Caracas, el domingo. EFE

Las instituciones europeas responden al agravamiento de la crisis política venezolana. La Comisión ha mostrado este lunes "serias dudas" sobre la posibilidad de reconocer el resultado de la votación de la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por Nicolás Maduro. La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, trabaja en una respuesta conjunta de los Veintiocho sobre la que sobrevuela la posibilidad de sanciones tal y como reclama España. Y la Eurocámara, la más dura en su denuncia de lo que considera una "violación" de los tratados internacionales por parte del Ejecutivo de Maduro, estudia enviar una delegación y ha anunciado que no aceptará el resultado, en el que el Gobierno venezolano basa su legitimidad para escribir una nueva Constitución. "Como presidente del Parlamento Europeo, única institución europea directamente elegida por los ciudadanos europeos, doy todo mi apoyo a los representantes del pueblo venezolano, la Asamblea Nacional [el Parlamento de mayoría opositora], y no reconoceremos esta elección", ha afirmado en un comunicado el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

El Gobierno de Maduro se arriesga a acelerar su aislamiento internacional. Países como España, México, Colombia, Argentina o Estados Unidos también han anunciado que no reconocerán el resultado de la votación. En el caso europeo, la diferencia de tono no cambia la unidad del mensaje en torno a la preocupación por la salud democrática en Venezuela. La Comisión ha condenado el "uso excesivo y desproporcionado" de la fuerza por parte de las autoridades, que ha causado al menos una docena de muertos desde la noche del sábado. Por su parte, el presidente de la Eurocámara, que ha conversado por teléfono con el líder opositor Leopoldo López, ha criticado la respuesta de Maduro ante las movilizaciones y su falta de respeto a la libertad de prensa. "En las últimas 24 horas la represión chavista ha llegado a niveles impensables. La comunidad internacional no puede seguir callada frente a tantos muertos en Venezuela. No se ha permitido a la prensa cubrir e informar desde los centros de votación, lo que demuestra una vez más lo antidemocrático que es el régimen actual".

Para Tajani, la huida hacia adelante del Ejecutivo de Caracas, pese a las presiones internacionales y las masivas protestas en su contra, es un intento de fortalecer su autoridad. "Está muy claro que el régimen actual se está aferrando al poder. La voluntad del pueblo es cambiar de régimen. Por eso es necesario ir a elecciones ya", ha exigido este lunes.

Mientras tanto, la Comisión ha exhortado al Gobierno de Maduro a dar marcha atrás. "El presidente tiene una responsabilidad especial a la hora de restaurar el espíritu de la Constitución y recuperar la confianza perdida mediante su intento de establecer instituciones paralelas que contribuyen a la división". "Una Asamblea Constituyente elegida en circunstancias dudosas y a menudo violentas no puede formar parte de la solución, ya que ha incrementado la división y solo va a contribuir a deslegitimar las instituciones elegidas democráticamente", añade.

Oficialistas y oposición dan cifras dispares sobre la implicación de los venezolanos en la consulta constitucional. El Consejo Nacional Electoral cifró la participación en la elección en un 41,43% del censo, es decir, casi 8,1 millones de votos, mientras que la oposición rebajó ese dato a solo el 12%.

Más información