Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rap se cuela en una tesis ‘cum laude’ de la Universidad de Harvard

El trabajo del estudiante Obasi Shaw expone la tensión a la que se enfrenta la comunidad negra

El estudiante Obasi Shaw posa a las puertas de la Universidad de Harvard (EE UU).
El estudiante Obasi Shaw posa a las puertas de la Universidad de Harvard (EE UU). AP

Obasi Shaw se crió en Atlanta escuchando música religiosa al ritmo de rap. Hace dos años empezó a seguir a Kendrick Lamar, Public Enemy y Chance the Rapper. Son dos mundos completamente diferentes. El género del rap cristiano es muy pulido y positivo. La lírica del rap de la calle es punzante y agresiva. Pero los dos expresan las dificultades por las que atraviesa la comunidad negra en Estados Unidos.

La tesis es profunda, porque la realidad que analiza en las canciones revela que el sistema sigue fallando a la comunidad negra. Pero el álbum es también divertido, gracias a una lírica viva y ritmos pegadizos

La raza, la religión y la identidad negra son, de hecho, la guía de la tesis de este estudiante de Harvard. No es raro que los alumnos de la prestigiosa universidad de Boston recurran a su creatividad para presentar sus trabajos de final de carrera. Los hay que optan por novelas. Otros por poemas o historias cortas, incluso guiones. Shaw quiso marcar la diferencia con un álbum de rap con 10 canciones.

Es la primera vez que el departamento de Inglés recibe una tesis en este formato. La idea fue de su madre, aunque a sus compañeros no les ha extrañado porque siempre va escuchando música. Escribió las canciones durante el curso de 2016. La letra es crítica con la sociedad americana sin entrar en insultos. Aborda cuestiones como la violencia policial, la segregación y los encarcelamientos masivos.

El álbum se titula Liminal Minds, que en la traducción literal podría entenderse como "mentes en transición". Las canciones, de hecho, exponen esa situación intermedia en la que se encuentra la comunidad afroamericana en EE UU, caracterizada por una lucha constante entre la libertad de la esclavitud pero que sigue siendo víctimas de la marginalización y de la desigualdad.

El trabajo de Shaw fue reconocido con un summa cum laude minus. Con este sobresaliente logró poner el rap al nivel de la poesía. "Son formas de arte muy similares", señala el estudiante en una entrevista a la revista del campus, "los poemas rítmicos eran muy comunes en la poesía inglesa antigua". Hay influencias de la vieja literatura en la letra de sus canciones, tomada de los "Cuentos de Canterbury".

La tesis es profunda, porque la realidad que analiza en las canciones revela que el sistema sigue fallando a la comunidad negra. Pero el álbum es también divertido, gracias a una lírica viva y ritmos pegadizos. La última canción, titulada Abre tus ojos, trata de ofrecer ese optimismo que caracteriza el rap cristiano, al hablar de los progresos conseguidos con la resistencia y la esperanza en medio de la diversidad.

Shaw explica que antes de embarcarse en la tesis quiso conocer bien la historia del rap y su significado para la gente desde que el fenómeno empezó a emerger hace cuatro décadas en Nueva York. Pero deja claro que fue su fe cristiana la que le dio el compás para poder expresar y celebrar su color. Tras graduarse va a viajar a Seattle para hacer prácticas de ingeniería informática en Google.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información