Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Perdidos en los fiordos noruegos por culpa de Google Maps

La aplicación manda a cientos de turistas a un pueblo a 30 kilómetros de un famoso acantilado al que querían ir

Unos turistas se fotografía en la Roca del Púlpito (Preikestolen).
Unos turistas se fotografía en la Roca del Púlpito (Preikestolen).

Google Maps es una herramienta indispensable en los desplazamientos que soluciona muchos problemas a sus usuarios, pero en ocasiones puede tener el efecto contrario. Es lo que le ha ocurrido a Fossmork, una pequeña y tranquila aldea noruega que ha recibido una oleada de turistas extraviados. La aplicación cartográfica los enviaba por error a 30 kilómetros de su destino real: una imponente formación rocosa

La confusión, según ha informado el medio local Stavanger Aftenblad, ha afectado a cientos de turistas que se dirigían a la Roca del Púlpito (Preikestolen), una de las mayores atracciones turísticas de Noruega. Se trata de una explanada de 25 por 25 metros, suspendida a 600 metros sobre el agua, que se encuentra en el fiordo de Lyse, en la región de Rogaland, próximo a la ciudad costera de Stavanger. 

La Roca del Púlpito (Preikestolen), a la izquierda, Fossmork, a la derecha, vistos en Google Maps.
La Roca del Púlpito (Preikestolen), a la izquierda, Fossmork, a la derecha, vistos en Google Maps.

Debido a un error en la aplicación, los viajeros recibían indicaciones erróneas que los hacían terminar a 30 kilómetros del lugar, en la pequeña y aislada aldea de Fossmork, situada al otro lado del fiordo. La llegada de los inesperados visitantes sorprendió a los escasos habitantes de este pueblo, que empezaron a recibir de repente entre 10 y 15 vehículos al día, según los medios locales.

Google Maps conducía a los turistas sobre el puente de Lysefjord hasta Fossmork, llevándolos por una ruta equivocada. "La carretera hasta Fossmork es terrible, bastante estrecha y sinuosa a veces los turistas llegan a enfadarse cuando les indicamos que den media vuelta", según declara Gunnar Boe al diario de Stavanger.

La residente de Fossmork Helge Fossmark cuenta que en verano, cuando el risco recibe hasta 5.000 personas al día, había incluso minibuses aparcados a las afueras de la aldea. "Hemos enviado a cientos de turistas de vuelta porque estaban en el lado incorrecto del fiordo", cuenta Helge Fossmark al periódico noruego. 

La alta cantidad de visitantes ha dado incluso lugar a situaciones bastante peculiares para los habitantes del apacible pueblo que tiene, eso sí, excelentes vistas de la mundialmente famosa Preikestolen. "Les prestamos unos prismáticos y pueden ver a toda la gente ahí en Preikestolen. Es muy divertido. hemos hablado con turistas chinos y japoneses y un americano incluso quería comprar aquí una cabaña. El lugar le parecía fantástico", narra Boe. 

La aplicación ha prometido subsanar el error, al tiempo que ha animado a los usuarios a informar de los problemas que se encuentren para que puedan "seguir mejorando el servicio", según el New York Post.

Las vistas desde El Púlpito son espectaculares y la subida, difícil, de siete kilómetros y 350 metros de desnivel. Se tarda entre dos y cuatro horas de camino. Cada año la visitan unas 300.000 personas, por lo que las autoridades locales están pensando en limitar la afluencia. En 2013 murió allí despeñado un joven turista español

Más información