Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las líneas maestras de la reforma fiscal de Donald Trump

El presidente propone recortar impuestos para acelerar el crecimiento pero deja muchas preguntas sin responder

Gary Cohn junto a Steve Mnuchin en la Casa Blanca
Gary Cohn junto a Steve Mnuchin en la Casa Blanca AP

Recortar y simplificar. Son las dos palabras que más repitieron el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, y el principal consejero económico de la Casa Blanca, Gary Cohn, al presentar las líneas maestras de la iniciativa para proceder a la mayor reforma fiscal en tres décadas. A tal punto llega la concreción, que la resumieron en la cara de un folio. Estos son los pilares principales del plan a la espera de que se presenten los detalles que irán en una propuesta legislativa.

Objetivos

La administración de Donald Trump explica que la reforma busca cuatro cosas. Primero, acelerar al crecimiento económico del 2% hasta el 3% e incentivar la creación de “millones de empleos”. Segundo, eliminar la complejidad del código fiscal y cerrar las puertas traseras que dan juego a la ingeniería contable. Tercero, busca ahorros para las familias de clase media. Y cuarto, dar un tipo más competitivo para las empresas.

Impuesto de la renta

El presidente propone una rebaja general de los impuestos para las personas físicas. El régimen actual contempla siete tramos impositivos (10%, 15%, 25%, 28%, 33%, 35% y 39,6%). La idea es reducirlo a tres (10%, el 25% y el 35%) en función del nivel de la renta, que no se determina. Los primeros 24.000 dólares estarán exentos de impuestos, dobla la deducción básica para los individuos y habrá desgravaciones a las familias con niños y personas dependientes para cubrir gastos aunque se evita entrar en más detalles.

Simplificación

La Casa Blanca plantea a cambio de rebajar los impuestos eliminar las deducciones fiscales que benefician a las rentas más altas, incluidas las locales y estatales. No toca, sin embargo, las exenciones que se aplican a las hipotecas ni a las donaciones a obras caritativas. También propone eliminar el impuesto de sucesiones así como el impuesto federal mínimo alternativo, que se suele aplicar para las ganancias de capital. No explica cómo va a recaudar nuevos ingresos.

Impuesto de sociedades

Siguiendo la promesa de Donald Trump, se propone reducir el tipo actual del 35% al 15%. Se establece, además, un sistema tributario territorial para ordenar el sistema fiscal. En paralelo, propone un tipo más competitivo para las empresas que decidan repatriar los beneficios aparcados en el exterior, que se aplicaría una sola vez y que debe especificarse. Las multinacionales tienen 2,6 billones de dólares en países con un régimen fiscal más favorable. Se eliminarán también las deducciones especiales sobre los intereses, otra vía por donde se escapan ingresos.