Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El escándalo de las fotos de soldados desnudas afecta a todo el Ejército de Estados Unidos

El Pentágono amplía la investigación a todos los sectores militares por la publicación de imágenes de las marines

El Comandante General de los Marines, Robert Neller.
El Comandante General de los Marines, Robert Neller. AP

El escándalo por la publicación de fotos de marines desnudas en un grupo privado de Facebook se extiende ya a todas las divisiones del Ejército de Estados Unidos. El Pentágono asegura que el problema “afecta a toda la organización” y que los culpables deberán responder por sus actos, aunque todavía no han presentado cargos contra ningún sospechoso. Varios medios norteamericanos informaron este viernes que las imágenes aparecieron en numerosas páginas fuera de la red social y que siguen siendo accesibles incluso después de que se cerrase el primer foro, Marines United, donde fueron detectadas.

El secretario de Defensa, Jim Mattis, afirmó este viernes en un comunicado que las actividades "suponen una violación grave de los valores fundamentales" del Departamento. "No toleraremos ni perdonaremos este comportamiento", dijo Mattis, calificando la publicación de las imágenes como "inaceptables y contrarias a la unidad de nuestras filas".

“No están ayudando”, afirmó este viernes el Comandante General del Cuerpo de los Marines Robert Neller en referencia a los miembros del Ejército que participaron en el primer foro y que han seguido publicando las imágenes. Neller añadió que este tipo de comportamiento “misógino y despectivo” contra las soldados “no nos permite cumplir con la misión que este país nos ha encargado”.

El Comandante Neller informó que el Pentágono ha podido identificar hasta este momento a casi una decena de víctimas, pero que el periodista que destapó el escándalo tiene pruebas de que afecta a un número superior. “Esto afecta a toda la organización”, afirmó, invitando a las soldados cuyas imágenes han sido publicadas que lo denuncien para poder identificar a los culpables. Neller rechazó que el escándalo sea síntoma de un problema mayor en las filas estadounidenses, pero afirmó que “es nuestro y lo asumimos”.

El Pentágono asegura que está estudiando la posible violación del código de conducta del Ejército por parte de los autores, aunque Neller expresó dudas acerca de las implicaciones de estos actos. “La investigación nos ayudará a entender hasta dónde llega el problema y los culpables responderán por sus actos”, dijo. Nadie ha sido acusado hasta ahora por la publicación de las fotos.

Los grupos albergan en Internet numerosas imágenes de soldados desnudas o en ropa interior que han sido tomadas sin su consentimiento o que han sido compartidas sin permiso. Los comentarios incluían además lenguaje violento y vejatorio sobre las víctimas. Tras acceder a varios foros online, la cadena CNN ha confirmado que tanto las soldados como los responsables de publicar las fotografías pertenecen a todas las áreas del Ejército de EE UU, lo que expande el fenómeno más allá de los marines.

Business Insider ha revelado que en la web Anon-IB, que permite compartir y comentar fotografías de manera anónima, se encuentran las mismas fotografías albergadas en el grupo Marines United, cuyo cierre forzó el Pentágono. Las imágenes están acompañadas en algunos casos de las identidades de las soldados, así como su destino en las diferentes bases estadounidenses por todo el mundo.

El caso salió a la luz la semana pasada cuando el blog Reveal News del Center for Public Integrity desveló la existencia de un grupo de Facebook compartido por más de 30.000 usuarios vinculados a los marines estadounidenses en el que se compartieron las imágenes. El fenómeno coincidió con la llegada del primer batallón de mujeres a esta división del Ejército y ha desatado una nueva polémica por los casos de acoso y asalto a las soldados en las filas estadounidenses.

Desde entonces, el Servicio de Investigaciones Criminales de los Marines ha iniciado sus pesquisas para conocer el alcance del caso así como la identidad de todas las personas implicadas. El Sargento Mayor Ronald Green, máximo responsable de los Marines en activo, ha expresado al Congreso que el grupo Marines United era “la punta de lanza” de un fenómeno más amplio.

Las Fuerzas Aéreas también han confirmado su propia investigación y responsables del Departamento de Defensa comparecerán la semana que viene ante el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado para informar a los legisladores de sus avances.

El Pentágono afirmó esta semana que esta conducta “no coincide con los valores” del Ejército de EE UU. El Departamento de Defensa ordenó en 2015 que todos los puestos militares quedaran abiertos a la participación de mujeres, incluidas las posiciones de combate. El acoso a las marines representa un episodio más en la batalla por terminar con las agresiones sexuales en las filas estadounidenses, donde las denuncias se han disparado en los últimos años.

Más información