Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un superviviente del Chapecoense: “Me golpeé para reaccionar, creí que era una pesadilla”

Erwin Tumiri, miembro de la tripulación del vuelo estrellado en Colombia, recuerda el siniestro

Edwin Tumiri se dirige a los medios en Cochabamba, Bolivia.

Erwin Tumiri es uno de los seis supervivientes del vuelo LMI2933. Trabajaba como técnico de la compañía boliviana Lamia y por eso se encontraba a bordo del avión que debía trasladar al club brasileño Chapecoense desde Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) hasta Medellín (Colombia) el pasado 30 de noviembre. Pero el avión, aparentemente por falta de combustible según las primeras investigaciones, acabó estrellado en El Gordo, un cerro del centro de Colombia. El siniestro costó la vida a 71 personas, mientras que seis fueron hospitalizadas con heridas de diferente consideración. Tumiri, uno de los más afortunados, ya fue dado de alta y volvió este lunes a su país. A su llegada a Cochabamba, en el corazón de Bolivia, contó la “pesadilla” que vivió tras el siniestro aéreo. En su relato describe cómo ayudó a una compañera, la azafata Ximena Suárez, a quitarse el cinturón y liberar un pie que tenía atrapado entre los restos del avión. Ambos fueron los únicos miembros de la tripulación que salvaron la vida (los otros cuatro supervivientes son tres jugadores del Chapecoense y un periodista). Esperaron juntos mientras veían acercarse por la montaña unas luces zigzagueantes. Lo que sigue se vio en otro vídeo: el del emocionante rescate de Tumiri mientras gritaba los nombres de otros compañeros que no tuvieron la misma suerte

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información