Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hollande designa jefe del Gobierno a su ministro del Interior

Bernard Cazeneuve, sustituto de Manuel Valls, es uno de los más leales y fieles colaboradores del presidente

Bernard Cazeneuve, nuevo primer ministro, en una foto de archivo.

El presidente François Hollande ha elegido este martes como nuevo jefe del Ejecutivo a su leal ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, en sustitución de Manuel Valls. Cazeneuve cubrirá ese puesto solo hasta junio, el mes en que Hollande tendrá que abandonar el Elíseo tras las elecciones presidenciales de primavera.

Cazeneuve, de 53 años, ha sido uno de los pilares del mandato de Hollande, sobre todo porque ha tenido que gestionar las medidas antiterroristas puestas en marcha tras los ataques yihadistas y la crisis migratoria que estalló el año pasado.

La reacción de las autoridades francesas tras los atentados ha sido la única tregua que ha vivido Hollande en su imparable pérdida de popularidad.

Como ministro del Interior, puesto en el que también sustituyó a Valls, ha sido uno de los más populares de esta legislatura. Algunas de las escasas críticas que ha sufrido se han debido a la aplicación sin control judicial de medidas policiales amparadas por el vigente estado de emergencia. La extrema derecha le ha acusado también de ser blando con los migrantes.

También ha sido criticado por los sindicatos por los enormes despliegues policiales y la violencia ejercida por los agentes durante las protestas contra la reforma laboral. En los últimos meses, han sido los sindicatos policiales los que le han organizado numerosas manifestaciones improvisadas para exigir más medios y más personal.

El Elíseo ha anunciado el nombramiento tras un despacho de 35 minutos del jefe del Estado con Manuel Valls, que ha formalizado su anunciada dimisión para dedicarse por entero a las primarias socialistas como candidato a la presidencia de la República. Es el tercer nombramiento de primer ministro por parte de de Hollande, tras los de Jean-Marc Ayrault (2012-2014) y Valls (2014-2016).

Cazeneuve ha formado nuevo Gobierno, también marcado por la provisionalidad, con mínimos retoques. En estos días pasados, diversas fuentes oficiales han insistido en que muy probablemente dejarían el Ejecutivo las personas más próximas a Valls y que van a participar directamente en su campaña. O al menos, dejarían puestos de primera fila. Solo se ha cumplido en casos muy concretos.

El nuevo primer ministro, que fue portavoz de Hollande durante la campaña electoral de 2012, fue nombrado ese año secretario de Estado para Asuntos Europeos. Un año después, ministro de Finanzas y, en marzo de 2014, titular de Interior. Como tal, ha mantenido intensas relaciones con su homólogo español hasta hace unas semanas, Jorge Fernández Díaz, de quien se considera amigo.

Cazeneuve ha sido alcalde de Cherburgo y diputado de Normandía. En los últimos meses ha comentado la posibilidad de abandonar la política al concluir esta legislatura.

Su sustituto en Interior es Bruno Le Roux, de 51 años, jefe del grupo parlamentario socialista en la Asamblea Nacional. Durante la actual legislatura, Le Roux ha tenido que gestionar la revuelta en sus filas. Una cuarentena de diputados socialistas rebeldes se han abstenido o han votado en contra de las principales reformas de Hollande y Valls. La laboral, por ejemplo, la aprobó finalmente Valls por decreto ante la falta de suficientes apoyos parlamentarios. 

Uno de los cambios más significativos es el de la sustitución en la secretaría de Estado relaciones con el Parlamento. La ocupaba hasta ahora Jean-Marie Le Guen, directo y muy próximo colaborador de Valls. Le sustituye André Vallini, hombre de confianza de Hollande y autor de la polémica reforma territorial. Es un síntoma de las tensiones que han mantenido en las últimas semanas Hollande y Valls, acusado de preciciptar la retirada del presidente de la carrera electoral. Le Guen pasa a un puesto de menor relevancia: secreatrio de Estado para Desarrollo y Francofonía.

 

Más información