Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pequeña gran pantalla

¿Cómo siguen los estadounidenses la campaña? Las cadenas informativas han ganado espectadores por la telegenia de Trump, pero siguen teniendo una audiencia relativamente pequeña y envejecida

En un país con cuatro husos horarios, los candidatos cruzan miles de kilómetros todos los días para abarcar todos los Estados donde el voto no está decidido. Cuatro o cinco mítines en jornadas interminables que son televisadas. Transmitir vídeo en directo es cada vez más barato. Comentar lo que dice Trump o recordar el complejo pasado político de Clinton es muy tentador para todas las televisiones. Las cadenas de noticias consumen todas las horas del día en la campaña. Se retroalimentan compartiendo encuestas, invitan a los mismos personajes y proyectan mapas que predicen los resultados sin descanso. Las televisiones detectaron que la campaña iba a ser una bendición para subir las audiencias. Acertaron. Las cadenas de información continua viven unos meses soñados, aunque quizás sea un espejismo: su audiencia en prime time es baja en comparación con las cadenas generalistas y la edad media de sus espectadores supera los 59 años.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información