Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas aprueba las mayores ayudas para refugiados en Turquía

El desembolso y la visita de Mogherini a Erdogan tratan de sostener el pacto migratorio

Refugiados y migrantes acampan en la isla griega de Quíos.
Refugiados y migrantes acampan en la isla griega de Quíos. REUTERS

Bruselas se vuelca con Turquía por primera vez desde el fallido golpe de Estado. La Comisión Europea ha aprobado este jueves el mayor desembolso realizado nunca para ayuda directa a los refugiados. Serán 348 millones de euros destinados a financiar las necesidades básicas de los demandantes de asilo en Turquía. El proyecto coincide con la visita de la alta representante para la Política Exterior Europea, Federica Mogherini, que se reunirá el viernes con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en Ankara. Pese al clima de represión que reina en Turquía, la necesidad de mantener vivo el acuerdo migratorio que ha frenado en seco las llegadas de refugiados a Europa propicia esos gestos.

La jefa de la diplomacia europea fue la primera dirigente en condenar el intento de asalto militar al Gobierno turco, el pasado 15 de julio, pero la posterior purga que acometió Erdogan escudándose en ese episodio incomodó a la UE. El mandatario turco afeó a Mogherini que no hubiera acudido a mostrarle su apoyo y amenazó con dejar en suspenso el pacto que contiene la migración a cambio de eximir en breve de visado a los turcos que viajen a Europa y de destinar 6.000 millones de euros a la atención a refugiados en suelo turco. La alta representante se dispone a restañar esa herida al reunirse con Erdogan y con el primer ministro, Binali Yildirim.

Para abonar el terreno, el Ejecutivo comunitario ha dado un paso en otra de las materias que le reclama insistentemente el Gobierno turco: que acelere el desembolso del dinero prometido para los demandantes de asilo. Los 348 millones anunciados servirán para cubrir las necesidades de un millón de sirios (Turquía es el país que más acoge, con más de tres millones). “Esto supone un punto de inflexión en el reparto de ayuda humanitaria”, ha resaltado el comisario del ramo, Christos Stylianides, que ha aprovechado para destacar la “generosidad sin parangón” de las autoridades turcas en el apoyo a los asilados.

La partida, que recibe y gestiona el Programa Mundial de Alimentos, dependiente de la ONU, forma parte de los 3.000 millones que aprobaron los países miembros el pasado febrero para desembolsar a proyectos concretos en Turquía durante este año y el próximo. Otros 3.000 millones se habilitarán más adelante. Pero los pagos reales van mucho más lentos. Hasta ahora solo se han contratado 652 millones, una cantidad que incluye el proyecto anunciado este jueves.

Bruselas aprueba las mayores ayudas para refugiados en Turquía

Más allá de reconocer el esfuerzo que hace Ankara al mantener dentro de sus fronteras a una buena parte de los sirios que han abandonado su país, Bruselas deplora el recorte de libertades y la persecución política que ya aplicaba Erdogan y que se han agravado tras el fallido golpe de Estado. Pero las cifras mandan. Tras experimentar en 2015 una crisis de llegadas a través del Egeo que desató los peores comportamientos de los Estados miembros, las autoridades europeas harán todo lo que esté en su mano por mantener el pacto vivo. El pasado agosto llegaron a las costas griegas 3.447 personas desde Turquía, frente a las más de 200.000 que arribaron en octubre de 2015, el mes más agudo de la crisis migratoria, según datos de Acnur, la agencia de la ONU para los refugiados.

Devueltos a Turquía los cinco primeros peticionarios a los que se deniega el asilo

AFP

Grecia ha devuelto a las costas turcas a los cinco primeros migrantes cuya petición de asilo ha sido rechazada, según ha informado este jueves el ministerio del Interior griego. El acuerdo alcanzado entre la Unión Europea y Turquía en marzo obliga a expulsar a este país a los migrantes llegados a las costas griegas si no han solicitado asilo o si este les ha sido negado.

Hasta ahora Grecia había devuelto a 500 personas desde que el acuerdo entró en vigor el pasado 20 de marzo, pero todas habían renunciado a solicitar asilo o bien retiraron sus solicitudes antes de conocer la resolución, según la misma fuente. Sí lo ha pedido la mayor parte de los llegados desde la implementación del acuerdo, en un desesperado intento por evitar la expulsión, con independencia de si cumplen o no los requisitos, informa AFP.

Los cinco retornados —cuatro paquistaníes y uno egipcio— han llegado al puerto turco de Dikeli en un barco operado por Frontex. Unos 13.000 migrantes esperan desde el 20 de marzo en las islas griegas del Egeo a que sus casos sean resueltos. Otros 56.000, que llegaron antes del acuerdo UE-Turquía, pero después del cierre de la ruta de los Balcanes, están atrapados en un limbo legal en Grecia continental.

Más información