Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guterres se mantiene como el mejor aspirante para dirigir la ONU

La candidatura de la argentina Susana Malcorra pierde fuerza al caer al quinto puesto

António Guterres, defendiendo su candidatura a dirigir la ONU.
António Guterres, defendiendo su candidatura a dirigir la ONU. reuters

António Guterres se impuso en el tercer voto orientativo del Consejo de Seguridad para designar al próximo secretario general de las Naciones Unidas. El exprimer ministro portugués ya obtuvo el mayor número de apoyos en los anteriores sondeos, con lo que afianza su liderazgo. La ministra argentina de Exteriores, Susana Malcorra, cayó del grupo de cabeza que lucha por el máximo puesto de la diplomacia global.

Guterres, que ocupó el puesto de alto comisionado para los refugiados de la ONU, recibió el respaldo de once países mientras que tres mostraron sus discrepancias con su perfil. El eslovaco Miroslav Lajcak se coloca ahora en el segundo lugar, seguido por la búlgara Irina Bokova, actual directora general de la Unesco. El exministro serbio Vuk Jeremic aparece cuarto, un puesto por delante de la canciller argentina.

Susana Malcorra viajó recientemente a Egipto y Angola para apuntalar los apoyos a su candidatura. Los dos países ocupan asientos rotatorios en el Consejo de Seguridad. La argentina quedó tercera en la pasada votación, por detrás de Igor Luksic. Pero el ministro de Exteriores de Montenegro decidió hace unos días abandonar la carrera. A esta tercera ronda informal se presentaron 10 aspirantes.

El Consejo de Seguridad realizó dos sondeos previos los pasados 21 de julio y 5 de agosto. En ambas votaciones se impuso el portugués con un cómodo margen. La idea con estas rondas es la de ir estrechando el círculo en los candidatos más fuertes y sobre los que hay un consenso. Es posible, de acuerdo con fuentes diplomáticas, que el sistema de votación tenga que modificarse para acelerar el descarte.

El objetivo es poder concluir el proceso de designación del próximo secretario general a lo largo del mes de octubre. El segundo mandado del surcoreano Ban Ki-moon expira el 31 de diciembre. Por tradición, el cargo debería corresponder ahora una personalidad de la Europa del Este. Pero hay un grupo de 56 países que presionan a la vez para que le releve una mujer. Malcorra fue jefa de gabinete de Ban.

La otra candidata latinoamericana es la costarricense Chistiana Figueres, secretaria de la Convención Marco sobre el Cambio Climático, que aparece a la cola en el voto junto a Natalia Gherman, exministra de Exteriores de Moldavia. También compite la neozelandesa Helen Clark, máxima responsable del programa de desarrollo. La croata Vesna Pusic anunció su retirada tras el primer voto.

Nunca antes hubo en representante de la región del Este europeo ni una mujer ocupando el que está considerado como el cargo más relevante en el mundo multilateral. Los miembros del Consejo de Seguridad insisten en que la designación se hará en base de los méritos de cada candidato. La Asamblea General trató de arrojar transparencia a un proceso que sigue dominado por el secretismo.

Los 12 candidatos que se postularon a suceder a Ban tuvieron la ocasión de presentar en público sus credenciales ante los 193 miembros del organismo. Ahora la batalla está confinada al Consejo de Seguridad. El voto es tan oscuro en esta fase, que ni los propios contendientes saben qué países les invitan a seguir adelante con su campaña o les animan a retirarse. La Asamblea General debe refrendar al elegido.

Más información