Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia concede la primera licencia de marihuana medicinal

La empresa canadiense PharmaCielo, con sede en Antioquia, podrá fabricar productos derivados del cannabis para la exportación o el comercio nacional

Una planta de marihuana.
Una planta de marihuana. AFP

El Ministerio de Salud de Colombia ha confirmado la mañana del martes que ha concedido la primera licencia para producir derivados de la marihuana con fines médicos a la empresa canadiense PharmaCielo. La autorización permite a la compañía, con sede en el municipio de Rionegro, en el Oriente Antioqueño, transformar cultivos de cannabis en productos para la exportación, el comercio nacional o la investigación. “Nuestra meta es convertirnos en los mayores proveedores de extractos de aceites de cannabis cultivado naturalmente y no hay mejor lugar para hacer esto que en Colombia”, ha afirmado en un comunicado el español, Jon Ruiz, presidente y gerente general de PharmaCielo.

A la espera de que se conozcan más detalles de cuándo comenzaría la producción, Alejandro Gaviria, titular de la cartera, ha explicado que el primer paso de la concesión permite la fabricación de derivados como los extractos, aceites o resinas, y no el cultivo. Una vez se obtiene este permiso, PharmaCielo debe acudir al Consejo Nacional de Estupefacientes, el órgano encargado de otorgar la concesión final para la plantación. "El procedimiento se establece de esta manera porque las compañías deben explicar ante el Consejo para qué van a usar las plantas", ha especificado el ministro. En este caso, la empresa canadiense ha conseguido, por el momento, autorización para la producción y para la importación de la maquinaria y tecnologías necesarias y la construcción de laboratorios de investigación. Con esta decisión, personas que sufren de epilepsia, cáncer, dolores crónicos, artritis o esclerosis múltiple, entre otras dolencias, tendrán una alternativa medicinal.

PharmaCielo se convierte en pionera en Colombia por haber sido la primera empresa en solicitar el permiso. "Este ha sido nuestro único criterio", ha afirmado Gaviria. La compañía comenzará a producir en tres hectáreas en Rionegro e "irá ampliando el territorio", han confirmado desde el Ministerio. “La ubicación ecuatorial del país y su variedad de microclimas ideales dejan poca duda del rol protagonista que jugará Colombia en el desarrollo de esta industria internacional que está creciendo rápidamente”, ha dicho Federico Cock-Correa, otro de los responsables de PharmaCielo.

En los próximos días se entregarán otras dos licencias, de un total de las siete recibidas desde mayo. "Dos más serán para pequeños productores y el resto sigue en estudio", ha concretado el ministro. No habrá un número máximo de concesiones. "Esto es un mercado abierto y emergente en el que nuestro país puede ser el ganador". Según los cálculos del Gobierno podría significar una entrada económica anual de al menos 2.000 millones de dólares. Las empresas locales y de menor tamaño serán especialmente beneficiadas al tener que cumplir unos requisitos de seguridad menos estrictos que las grandes compañías en relación a "la custodia de los terrenos, el acceso a la revisión de la información y la auditoría del cannabis". El objetivo es que estos agricultores encuentren "una alternativa a los cultivos ilícitos".

Los primeros productos se esperan para 2017, según ha confirmado Gaviria, quien además ha recordado que, por el momento, no se puede establecer un plazo de concesión desde el Consejo Nacional de Estupefacientes por "la transición legal" del uso de la marihuana medicinal en Colombia. El pasado mes de marzo, PharmaCielo solicitó formalmente la licencia ante el Ministerio. En ese momento, regía el decreto firmado únicamente por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. En mayo, el Congreso de la República le dio un nuevo espaldarazo a la posibilidad de que en el país exista una ley que dé garantías jurídicas y directrices claras para el uso de esta planta.

A la iniciativa solo le resta la conciliación entre la Cámara y el Senado (las dos instancias del Parlamento) para que pase a sanción presidencial y se convierta en Ley de la República. Colombia se une con esta decisión a países como Chile, Puerto Rico, Uruguay, Estados Unidos, Holanda, República Checa e Israel, en donde se ha aprobado el uso del cannabis con fines terapéuticos.

Más información