Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas plantea crear un cuerpo europeo de fronteras

La Comisión Europea ultima un plan para desplegar policías de la UE en la frontera exterior

Un grupo de migrantes es interceptado por la guardia costera turca al intentar alcanzar Grecia.
Un grupo de migrantes es interceptado por la guardia costera turca al intentar alcanzar Grecia. EFE

Bruselas quiere ampliar sus competencias en la vigilancia de fronteras para evitar el colapso del sistema de libre circulación. La Comisión Europea presentará el próximo martes un proyecto para crear un cuerpo europeo de guardas fronterizos. El objetivo es poder desplegar policías que empleen criterios comunes y reforzados para supervisar los límites de Europa con el exterior. La iniciativa supone otorgar a Bruselas una competencia que ahora guardan celosamente los Estados, de momento opuestos a este proyecto. Los policías podrían ser desplegados aun en contra de la voluntad del Estado miembro afectado, según recoge el diario Financial Times.

El bloque comunitario supervisa de manera desigual sus fronteras exteriores, pero los extranjeros que entran por una de ellas pueden franquear sin controles las de los 26 países europeos que conforman el espacio Schengen. Algunos Estados se quejan de que otros aplican de manera laxa los criterios de vigilancia, con el consiguiente perjuicio para todos los socios que integran la zona libre de pasaportes. Con una crisis de refugiados que sitúa a Grecia como la principal puerta de entrada de miles de extranjeros, Atenas ha recibido las mayores críticas con respecto a la supuesta ligereza con que controla las fronteras. En lo que va de año, 1,2 millones de inmigrantes han entrado irregularmente en la UE, según datos de Frontex, la agencia europea de fronteras.

Para evitar esa heterogeneidad en una tarea que debe ser común, el Ejecutivo comunitario propone crear un cuerpo —principalmente de policías costeros porque las fronteras más difíciles de salvaguardar son las marítimas— que corrija las deficiencias. En un primer momento se trataría de desplegarlo allí donde se produjeran crisis, a instancias de la Comisión Europea, aunque más adelante podría constituirse como una fuerza permanente.

Los Estados no ven con buenos ojos esta iniciativa, impulsada por Francia, que quiere convencer a sus colegas comunitarios de las ventajas de mutualizar la defensa de las fronteras comunes. Distintas fuentes diplomáticas consultadas subrayan esa falta de receptividad de la mayoría de Estados y consideran que la Comisión encontrará muchas dificultades para sacar adelante su iniciativa.

La UE ha tenido hasta ahora un papel meramente coordinador en la vigilancia de fronteras. Frontex, que coordina esta labor, no dispone de personal propio, sino que recurre a los Estados miembros para pedirles personal que pueda desplegarse en misiones europeas. El cuerpo comunitario supondría superar ese papel de Frontex para crear una verdadera policía a cargo de la UE que aplicara una doctrina común en las fronteras.

Además de la policía fronteriza, Bruselas incluirá en su propuesta del día 15 un esquema para acoger más refugiados en origen (sin necesidad de que viajen a Europa, sino organizando el viaje desde Turquía). El texto no incluirá cifras, según las fuentes consultadas, pero pretende reflejar los compromisos que Bruselas trata de adquirir con Turquía para que frene la salida de refugiados desde su territorio hacia Europa. También aquí la mayoría de los países (salvo Alemania y Austria) rechazan hacerse cargo de más refugiados.