Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos muertos y 28 desaparecidos en una avalancha en un pueblo en Brasil

La ruptura de las barreras de una mina genera un alud de lodo en Minas Gerais, al interior del país. El número de desaparecidos aún podría aumentar, según las autoridades

Viviendas afectadas por el alud de barro. / DOUGLAS MAGNO (AFP) Reuters - Live

“Vi sólo tierra y lodo, no vi nada más en aquella aldea. Mi vida acabó allí”, se lamenta Geovana Rodrigues, de 28 años. Tan pronto como se enteró de la ruptura de las dos barreras de la minera Samarco, el jueves pasado, corrió al distrito de Bento Rodrigues, en la ciudad de Mariana, en Minas Gerais, para obtener información sobre su hijo y su suegra, que vivían allí. “Sólo conseguí llegar a la entrada de la aldea, que había desaparecido”, dice. El aluvión de lodo devastó el lugar y se llevó a su único hijo, Thiago, de 7 años. “La avalancha los sorprendió totalmente a él y a mi suegra, que corrieron hacia una habitación. Ella se salvó, pero Thiago pedía socorro mientras se lo llevaba el aluvión. Mi único hijo fue llevado así, gritando”, dice Geovana, que ya no tiene esperanzas de encontrarlo con vida.

Thiago es uno de los 28 desaparecidos en medio del mar de lodo, según una lista oficial publicada por el ayuntamiento de Mariana este sábado. Constan en ella los nombres de 13 hombres que trabajaban en el lugar del accidente en el momento en que las barreras se rompieron. Hay también 12 vecinos de los barrios de Bento Rodrigues, Pedras y Camargos, entre ellas al menos otros cuatro niños, además de Thiago, así como una anciana de 60 años y dos jóvenes, de 21 y 29 años. Hasta el momento la tragedia suma dos muertos.

Dos muertos y 28 desaparecidos en una avalancha en un pueblo en Brasil
Reprodução TV Globo

El alcalde de Mariana, Duarte Júnior, ha afirmado este mismo sábado que los equipos de rescate buscan a los desaparecidos por tierra y aire, con la ayuda de un helicóptero. Según sus declaraciones el número de desaparecidos podría aumentar, ya que en parte de las zonas afectadas el lodo aún está alto, hasta metro y medio, lo que dificulta el acceso de los equipos.

El accidente minero en Bento Rodrigues, Brasil pulsa en la foto
El accidente minero en Bento Rodrigues, Brasil

Uno de los distritos de la ciudad, Pedras, está aislado después de que el aluvión arrastrase el puente que lo une a la ciudad. La única forma de llegar hasta allí es metiéndose por un bosque muy frondoso.

En Bento Rodrigues, una de las zonas más afectadas, el lodo arrasó 158 de las 180 casas que integran el distrito. Una de las que aguantaron pertenece a la familia de Edson Adriano Borges, de 24 años. Edson es vigilante y cuenta que el jueves estaba trabajando cuando oyó un ruido fuerte y vio el agua del río subir rápidamente. Corrió a su moto y fue a su casa, donde tenía la intención de rescatar a su esposa y a su hijo, pero cuando llegó se dio cuenta de que no estaban allí. Desesperado, sólo se reencontró con su familia en un refugio de Mariana. “Fue un alivio que no consigo ni describir”, se desahoga. “La suerte es que mi casa estaba en lo alto y a mi familia no le pasó nada”. Según relatos escuchados por esta enviada especial, en el momento del accidente un helicóptero de la empresa minera sobrevoló parte de las casas de los alrededores, alertando sobre la tragedia. La empresa afirma que siguió el plan de emergencia y llamó a los residentes.

Un grupo de trabajo formado por bomberos, guardias municipales de varias ciudades y voluntarios de la Cruz Roja seguía buscando a desaparecidos este sábado.Tratan de llevar suministros y rescatar a los residentes aislados, pero el acceso sigue siendo muy difícil. Árboles y demás escombros mantienen los caminos atascados.

 

Tercera barrera

En Mariana, el clima es de tensión y tristeza. Los familiares no dejan las inmediaciones del estadio de la ciudad, donde llevaron a los primeros desalojados. Según el alcalde, al menos 545 personas han tenido que abandonar sus casas.

Por las calles aún circula información contradictoria. Los residentes cuentan que personal del Cuerpo de Bomberos aconseja a la población que no tenga contacto con el lodo, porque es tóxico, lo que la empresa ha negado categóricamente. Los bomberos también vigilan una tercera barrera, que correría el riesgo de romperse, pero un ingeniero de la empresa ha garantizado que no se ha identificado ninguna anomalía hasta la fecha.

El mar de lodo ya ha avanzado cientos de kilómetros y ha llegado a los embalses que abastecen a otras ciudades, lo que ha suscitado temores acerca de la calidad del agua para el consumo. Al menos 15 municipios de Minas Gerais y el estado de Espírito Santo pueden verse afectados. Según el ayuntamiento de Mariana, la ola ya ha llegado a las afueras de Ipatinga, una ciudad minera situada a 229 kilómetros de la tragedia. Las autoridades de la ciudad de Governador Valadares, a 328 kilómetros de allí, afirmaron que el lodo pasará por su municipio el domingo y que, en ese momento, tendrán que parar las bombas de captación de agua para evaluar su calidad.

Samarco, la empresa minera, afirma que aún está investigando los motivos de la ruptura de las barreras. Una de las hipótesis es que el accidente pudo haber sido consecuencia de los temblores de tierra que la Red Sismográfica Brasileña registró en el estado. Según el Centro de Sismología de la Universidad de Sao Paulo, que procesa los datos, no es posible atribuir, hasta el momento, la ruptura de las estructuras a los temblores de tierra ocurridos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información