Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crece la tensión en Guerrero días antes del aniversario del caso Ayotzinapa

Un grupo de normalistas se enfrenta con la policía estatal y retiene a cuatro agentes

La violencia ha marcado por segundo día las protestas rumbo al primer aniversario de la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Guerrero. La mañana del martes un grupo de estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa prendió fuego a un tráiler y se dirigió a Chilpancingo, la capital del Estado, para manifestarse por el caso que ha marcado a México. Sobre la carretera que conecta el municipio de Tixtla con la ciudad, medio millar de policías estatales impidió el paso a los 12 autobuses que usaban los estudiantes para transportarse. Esto desató una batalla de una hora que terminó con cuatro policías secuestrados, que fueron liberados poco después.

Pedro Almazán, el secretario de Seguridad Pública de Guerrero, pidió a los estudiantes que permitieran a la policía registrar los vehículos. Los jóvenes rechazaron la demanda. La tensión aumentó. Los policías comenzaron a lanzar gases lacrimógenos, que fueron respondidos con cócteles Molotov y pedradas. Uno de los jóvenes aseguró al diario Reforma que los antidisturbios golpearon a la madre de uno de los 43 desaparecidos, lo que llevó a los normalistas a retener a cuatro policías, dos de ellas mujeres.

Los jóvenes se replegaron. Iniciaron su regreso a la normal de Ayotzinapa con los cuatro agentes. Cuando llegaron a Tixtla, la sede de la escuela, los entregaron a brigadistas de Protección Civil. Una ambulancia los llevó a un hospital de Chilpancingo para ser tratados por los golpes.

El lunes, cientos de estudiantes destruyeron la sede de la Fiscalía para protestar por los escasos resultados a casi un año de la desaparición de los 43, la trágica noche del 26 de septiembre. Al menos 100 normalistas rompieron cristales, ordenadores, copiadoras y voltearon los archiveros a lo largo del edificio. No encontraron resistencia porque el asalto coincidió con un paro de labores de 10.000 burócratas en todo el Estado.

Este jueves a la una de la tarde, el presidente Enrique Peña Nieto recibirá en la residencia oficial de Los Pinos a los padres de los desaparecidos de Ayotzinapa. El domingo, los estudiantes han convocado a una masiva manifestación en Iguala, el epicentro de la tragedia y donde el Ejército mexicano tiene su 27 batallón. Los pobladores de esta ciudad temen que la violencia vuelva a marcar la jornada destinada a hacer memoria.

Fe de errores

Una versión anterior de este artículo afirmaba que medio centenar de agentes protagonizó la batalla con los estudiantes. En realidad, fueron más de 500 policías los que participaron en el operativo.   

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información