Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El asesino de los periodistas quería vengar la matanza de Charleston

En un fax de 23 páginas expresó su admiración por el masacre de la escuela en Columbine

Lugar del asesinato de Alison Parker y Adam Ward
Una furgoneta del canal WDBJ7 en el lugar del asesinato de Parker y Ward, en Moneta (Virginia), el 26 de agosto de 2015.

El autor del tiroteo que mató este miércoles a dos reporteros del canal local de Virginia WDBJ7, filial de la CBS, explicó en un fax enviado a ABC que su acto fue inspirado por la venganza del trato recibido mientras trabaja y por la matanza en la iglesia Charleston (Carolina del Sur), el pasado junio. En el fax de 23 páginas enviado a ABC, Vester Lee Flanagan, de 41 años, alegó que su ira "había ido creciendo poco a poco" a causa de presuntos casos de discriminación racial y acoso sexual. Expresó su admiración por los autores de matanzas en EE UU como la de la escuela secundaria de Columbine (Colorado) en 1999, en la que murieron 12 adolescentes, y la de la Universidad de Virginia Tech en 2007, a cuyo autor, el coreano Seung Hui Cho, dice haber conocido.

"El tiroteo en la iglesia [de Charleston] fue el punto final, pero mi ira ha crecido a lo largo del tiempo. He sido un barril de pólvora humano durante mucho tiempo”, indicó en su escrito. Un representante de la familia de Flanagan emitió ayer un comunicado en el que expresó sus "más profundas condolencias a las familias de Alison Parker y Adam Ward".

El director de la cadena de televisión de Virginia, Jeff Marcos, agregó que los reporteros eran “muy queridos” por sus compañeros, y que el asesino, Vester Flanagan, era un “desgraciado” que tuvo que ser escoltado desde el edificio del canal WDBJ7 cuando fue despedido en 2013, según informa la BBC. Tras el asesinato, Flanagan emprendió una huida de más de cinco horas en la que finalmente se suicidó cuando estaba acorralado por las autoridades.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha señalado que el suceso sirve para demostrar que la violencia con armas de fuego "ya es algo demasiado común" en Estados Unidos. "Lamentablemente, este tipo de eventos suceden con demasiada frecuencia", ha lamentado Barack Obama en una entrevista desde la Casa Blanca. "Lo que sabemos es que el número de personas que mueren a causa de incidentes relacionados con armas en todo este país empequeñece cualquier muerte que se produce a causa del terrorismo", ha apostillado.

Más información