Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa sostiene un cartel a favor del diálogo para las Malvinas

Francisco se suma a una campaña apoyada por Cristina Fernández de Kirchner

El Papa recibe un letrero que dice: "Diálogo por las Malvinas". Ampliar foto
El Papa recibe un letrero que dice: "Diálogo por las Malvinas". AFP

El Papa ha mostrado una vez más su omnipresencia y sobre todo su estrecha relación con su país, Argentina. Francisco vive pendiente de cada polémica local y hoy se ha dejado fotografiar -no fue un robado- con el cartel de la campaña "Diálogo por las Malvinas" después de saludar en la audiencia general al director de esta iniciativa, Gustavo Hoyo.

La campaña señala que "es tiempo de diálogo entre la Argentina y el Reino Unido por Malvinas" pero en realidad está promovida desde el lado del país austral porque el país europeo no tiene ninguna intención de cambiar la situación actual, la que quedó después de la guerra de las Malvinas en 1981.

La toma de posición del Papa, más simbólica que otra cosa, llega en un momento de gran tensión diplomática entre los dos países, que en los últimos meses llegaron a llamar a consultas a sus embajadores entre denuncias de espionaje.

La tensión ha llegado al máximo ahora que varias empresas internacionales, entre ellas varias británicas, están buscando petróleo en los alrededores de las Malvinas, un territorio siempre reclamado por Argentina. El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha acudido a los tribunales para intentar frenar la tarea de estas compañías.En este ambiente, la campaña está apoyada por referentes latinoamericanos como Evo Morales o Rigoberta Menchú.

Argentina se mantiene muy activa en este asunto. Todos los colegios celebran el día de las Malvinas y todos los estudiantes hacen trabajos sobre el asunto, las calles de todo el país están llenas de referencias e incluso un municipio importante de los alrdedores de Buenos Aires se llama así, Malvinas Argentinas. El Gobierno de Kirchner tiene incluso un ministerio específico para las Malvinas. El asunto une a todos los partidos y siempre suele ser utilizado como forma de reivindicación patriótica, pero el Reino Unido no ha dado ningún síntoma de querer avanzar en la descolonización. La campaña actual apela a la resolución 2065 de la Asamblea General de la ONU, aprobada el 16 de diciembre de 1965, que reconoce el asunto de las Malvinas como una situación colonial.

Más información