Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos investiga la muerte de una mujer tras un arresto rutinario

Las autoridades investigan el caso sin descartar la hipótesis de homicidio

Las autoridades federales de Estados Unidos investigan la muerte de una mujer afroamericana de 28 años, Sandra Bland, a la que hallaron ahorcada en una celda de una cárcel de Texas el pasado 13 de julio. El fiscal del condado de Waller, Elton Mathis, que supervisa el caso, admitió el domingo que aún no se podía determinar si era suicidio o asesinato, pero que se investigaba la muerte de Bland como si se tratara de homicidio. Según un vídeo del incidente difundido por las autoridades, el agente de policía que detuvo a la joven, la amenazó con una pistola eléctrica al grito de "¡te voy a freír!". El agente ha sido relegado a realizar "trabajo de escritorio" a la espera de los resultados de la investigación.

Sandra Bland se suicidó con una bolsa de plástico, tres días después de su arresto, tras un control rutinario de tráfico en la población de Prairie View (Texas). La joven, originaria de un suburbio de Chicago, se acababa de trasladar a Texas para trabajar en la Universidad de Agricultura y Mecánica de Prairie View. La hermana de Bland, Shante Needham, dijo que ella la llamó desde la cárcel para informar de que la habían detenido. También alegó que un agente le había colocado una rodilla en la espalda y que creía que le había fracturado el brazo.

Las autoridades difundieron este lunes un vídeo de la cárcel en el que se observa que nadie entra a la celda de Bland desde la última vez que fue vista con vida. El senador estatal Royce West afirmó que Bland "no merecía" ser detenida, mientras que el vicegobernador, Dan Patrick, se mostró más prudente: "Todo el mundo tiene mucha prisa, pero la Justicia es otra cosa".

Su muerte en una cárcel de Texas se produjo en un momento en que las fuerzas del orden de Estados Unidos son objeto de investigación tras varios casos de afroamericanos muertos a manos de la policía. El caso de Micheal Brown, el joven asesinado por un policía de Ferguson (Misuri), fue el que desató la protesta más violenta, durante los disturbios de finales de 2014.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >