Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Miss Universo colombiana se desmarca de Trump sin renunciar

La reina de la belleza rompe su silencio diciendo que los insultos del millonario a los migrantes mexicanos son “injustos e hirientes”

Paulina Vega siendo coronada como Miss Universo 2014.
Paulina Vega siendo coronada como Miss Universo 2014. AP

Justo cuando la comunidad latina reacciona indignada y le da la espalda al polémico empresario y ahora político Donald Trump por sus comentarios denigrantes sobre los migrantes mexicanos, la Miss Universo colombiana Paulina Vega criticó al mayor accionista de la franquicia pero matizó que la organización del concurso “trabaja de forma independiente de sus dueños”.

En un escueto comunicado a través de Instagram, que también replicó en su cuenta de Twitter, la reina colombiana calificó los insultos del precandidato republicano de “injustos e hirientes”. Ahora bien: contra lo que se esperaba en Colombia, no renunció al título que ostenta.

“Durante los últimos 64 años han creado asociaciones con excelentes grupos de carácter social, han ayudado miles de comunidades y han unido países alrededor del mundo de manera inspiradora. Si la Organización de Miss Universo compartiera algún sentimiento anti-latino o cualquier tipo de prejuicio racial, yo no estaría en esta posición hoy”, dice el comunicado.

La polémica desatada por el dueño del concurso de belleza hizo que la miss colombiana cancelara varios eventos de publicidad y presentaciones que tenía programados en los próximos días en Colombia, luego de que las palabras de Trump provocaran una ola de indignación en las redes sociales del país, en especial en el mundo de la farándula, en las que se le exigía a Vega que se pronunciara e incluso que renunciara.

La reina dijo, sin referirse a los insultos de Trump, que creía “fuertemente que lo que le impide a la humanidad avanzar es el hecho de dividirla y categorizarla”, y a renglón seguido aseguró que “reconocer y aceptar las diferencias que existen es el primer paso en el desarrollo real y sustancial”.

Una reacción bastante diplomática si se compara con las de otras celebridades que han tildado a Trump de racista, como lo hizo, por ejemplo, Shakira, su coterránea. “Este discurso racista y odioso intenta dividir a un país que durante años se ha encaminado en la defensa de la diversidad y la democracia”, escribió el martes la estrella del pop en su cuenta de Twitter. Y luego agregó: “Nadie viviendo en este siglo debería apoyar tanta ignorancia”.

La declaración de Vega se da 15 días después de las polémicas declaraciones del magnate en el lanzamiento de su precandidatura a la presidencia de Estados Unidos, en el que aseguró que uno de los mayores problemas que enfrenta su país es la inmigración ilegal, ya que México, dijo, envía a “traficantes de drogas y violadores”.

Por ahora, mientras en América Latina y en Estados Unidos los latinos intentan boicotear los negocios de Trump y hacerle sentir su indignación, la reina colombiana de 22 años cerró su comunicado con una escueta invitación a “trabajar juntos para el progreso de nuestro bienestar común”.