Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De oficiales a comandar el Ejército

El estudio señala que se estarían investigando más de 200 ejecuciones en las que habrían participado altos mandos

El informe que HRW presenta este miércoles en Bogotá detalla cómo algunos de los oficiales que comandaron las 11 brigadas que se analizan en el estudio, de 105 páginas, acabaron convirtiéndose en los mandos militares de mayor jerarquía del Ejército colombiano.

A partir de datos de la Fiscalía, HRW apunta que se estarían investigando una serie de presuntas ejecuciones extrajudiciales: 44 cometidas por soldados al mando del general retirado Mario Montoya, comandante del Ejército Nacional de 2006 a 2008; al menos 113 por soldados al mando del general retirado Óscar González Peña, comandante del Ejército Nacional de 2008 a 2010; al menos 28 por militares al mando del general Juan Pablo Rodríguez Barragán, el oficial militar de mayor jerarquía en Colombia; y 48 por soldados de la brigada que dirigía el general Jaime Lasprilla, actual comandante del Ejército Nacional.

El trabajo de HRW hace también un llamamiento al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, al que pide que asegure que los testigos en casos de falsos positivos “no sean hostigados ni estigmatizados por oficiales militares, y que reciban protección adecuada”. Además, insta al fiscal general a incrementar la cantidad de fiscales e investigadores en la Unidad de Derechos Humanos, “a fin de que puedan llevar adelante los casos de falsos positivos de manera expeditiva y exhaustiva”.

En el caso del Gobierno de Estados Unidos, HRW exige “el cumplimiento de los requisitos de derechos humanos a los cuales se supedita la asistencia militar a Colombia, incluida la exigencia de que los casos de derechos humanos estén ‘sujetos únicamente a la jurisdicción plena ordinaria”.

Más información