Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Críticas por la detención en Alemania de un periodista de Al Yazira

Las autoridades deben decidir ahora la extradición del reportero solicitada por Egipto

Protesta en Berlín por la detención de un periodista de Al Yazira, ayer.
Protesta en Berlín por la detención de un periodista de Al Yazira, ayer. AP

Asociaciones en favor de la libertad de expresión como Reporteros sin Fronteras y los partidos de la oposición alemana (La Izquierda y Los Verdes) han criticado duramente la detención en la noche del sábado del periodista Ahmet Mansur, una de las caras más conocidas de la cadena catarí Al Yazira. Mansur, que fue retenido en el aeropuerto berlinés de Tegel a petición del Gobierno de Egipto, dijo ayer que espera que el juicio que debe decidir sobre su extradición se celebre rápidamente.

El periodista, que en el momento de la detención estaba a punto de viajar a Doha, había viajado a Berlín para entrevistar a un experto sobre el mundo árabe. “Las autoridades alemanas me han dicho que se trata de un caso criminal internacional”, dijo el periodista por teléfono a Al Yazira. Mansur, con doble nacionalidad británica y egipcia, fue condenado por un tribunal de El Cairo a 15 años de prisión bajo la acusación de haber torturado a un abogado en 2011 en la Plaza Tahir, el centro de la revuelta popular que derrocó al expresidente Hosni Mubarak. La cadena asegura que se trata de una acusación falsa, cuyo objetivo es acallar a Mansur, conocido en todo el mundo árabe.

Esta no es la primera vez que las autoridades egipcias proceden contra Al Yazira. Tres de sus periodistas fueron detenidos en diciembre de 2013 y sentenciados a penas de entre siete y diez años de prisión. El régimen egipcio acusa a la cadena de ejercer de portavoz de los Hermanos Musulmanes, el movimiento islamista con base en Qatar que el actual presidente, Abdel Fattá al Sisí, derrocó en 2013 cuando era jefe del Ejército. La cadena niega estas acusaciones.

El caso de Mansur, que sigue bajo tutela policial a la espera de que la Fiscalía decida el lunes sobre su situación, ha generado un aluvión de críticas a las autoridades alemanas. La policía argumenta que contra el periodista pesa una orden de búsqueda internacional, pero su abogado, Fazli Altin, lo niega. Desde París, Reporteros sin Fronteras se cuestiona si las autoridades alemanas están ayudando a un régimen autoritario. La detención de Mansur se produce dos semanas después de la visita oficial a Berlín del presidente egipcio. Al Sisi fue recibido entonces por la canciller Angela Merkel. En la rueda de prensa que ofrecieron ambos ya quedó patente la tensión por las prácticas del nuevo régimen.