Las elecciones en Santa Fe, a un recuento voto a voto

En la ciudad argentina hay un triple empate entre los tres candidatos a gobernador

El candidato Miguel Del Sel vota en Santa Fer, Argentina.
El candidato Miguel Del Sel vota en Santa Fer, Argentina. SEVAL (AFP)

Las noches electorales argentinas son largas. Pero nadie imaginaba que podían llegar a lo que pasó en Santa Fe, una provincia clave que es una gran potencia agrícola y tiene en su ciudad más importante, Rosario, el gran puerto exportador de la soja que ha cambiado la economía argentina. En la tierra de Ernesto Che Guevara, Jorge Fontanarrosa, Fito Páez o Lionel Messi, ahora dominada también por el narco y la violencia que genera, un triple empate entre los tres principales candidatos a gobernador en Santa Fe dejaba todo abierto para una guerra sin cuartel en los despachos donde se reclamará voto a voto.

Más información
El peronismo se reagrupa en torno al candidato oficialista
Las primarias de Buenos Aires consolidan la candidatura de Macri
Arrestado uno de los ‘capos’ del narcotráfico de Argentina
Argentina deja sin contar el 15% de los votos de Santa Fe

Un día después, no se sabe con claridad quién ganó. Hará falta una semana para determinarlo con un recuento voto a voto y decenas de reclamaciones de todos los grupos. Sin embargo, la primera lectura política implicaba una gran frustración para el PRO, el partido de Mauricio Macri. Por un puñado de votos, poco más de 2.000 en una provincia con 3,3 millones de personas, el socialista Miguel Lifschitz se apuntaba como ganador con un 30,69% frente al 30,58% de su principal rival, Miguel del Sel, del partido de Macri. Pero es que el tercero, el peronista y kirchnerista Omar Perotti, se quedó muy cerca con un 29,25%. Un resultado inaudito. Solo 26.000 votos separaban al primero del tercero. Y faltan por contar otros 100.000 votos porque hubo reclamaciones en 300 mesas.

Victoria clave

Macri, que viajó a Santa Fe para celebrar una victoria de Miguel Del Sel, su candidato, que era clave para él, se quedó con las ganas. Del Sel había ganado en las primarias, hace un mes, pero en las elecciones de verdad la cosa se igualó y el escrutinio provisional apuntaba a una derrota pero con un escenario por delante de batalla legal. De hecho Santa Fe ya generó un gran escándalo en el recuento de los votos de las primarias, cuando los socialistas en el poder tuvieron que admitir que por un error se habían dejado de contar 254.000 votos, el 15% del total. Aunque el recuento final no alteró el resultado con la victoria del PRO que aparentemente no se ha repetido en las elecciones definitivas. Pese a la frustración, Macri pidió calma: “Vamos a ir a contar los votos. Si ese recuento no da bien vamos a apoyar al que gane. Pero estamos convencidos de haber ganado por una pequeñísima diferencia”. La victoria para él es clave: sería la única provincia que controlaría su partido.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS