Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lituania restablece el servicio militar obligatorio

El Estado báltico se plantea reinstaurar la mili ante la creciente tensión con Rusia

El Ejército lituano cuenta ahora con una dotación profesional de 8.000 militares

Dalia Grybauskaite junto al presidente ucranio Petró Poroshenko, en la marcha del pasado domingo en Kiev.
Dalia Grybauskaite junto al presidente ucranio Petró Poroshenko, en la marcha del pasado domingo en Kiev. AP

Lituania planea reinstaurar el servicio militar obligatorio derogado en 2008 por las “amenazas” que la “situación geopolítica” actual proyecta sobre la región del Báltico, en alusión a la creciente tensión con Rusia, según informó este martes la oficina de la presidenta, Dalia Grybauskaite, en un comunicado. Con ese argumento, el Consejo Estatal de Defensa ha decidido que es preciso reforzar las capacidades defensivas del país exsoviético ahora miembro de la OTAN y la UE, y fronterizo con el enclave ruso de Kaliningrado, donde Moscú reforzó el pasado diciembre la presencia militar y la de navíos de guerra.

La restauración de la mili, que debe aprobar el Parlamento lituano, será por un plazo de un lustro y afectará anualmente a unos 3.500 hombres de 19 a 26 años, pero estarían exentos padres solteros y estudiantes universitarios.

El Ejército lituano cuenta ahora con una dotación profesional de 8.000 militares, a los que se añaden otros 4.500 reservistas voluntarios. Se prevé que los primeros nuevos conscriptos lleguen a los cuarteles lituanos el próximo otoño.

La preocupación lituana tras los acontecimientos de Ucrania y la anexión de Crimea por Rusia es ampliamente compartida por los demás Estados bálticos. El ministro de Defensa de Letonia ha sugerido que se incremente la dotación del Ejército hasta en 7.000 hombres, pero aún no hay planes concretos. Este país mantiene el servicio militar obligatorio.

Lituania, Letonia y Estonia, los tres miembros de la UE y de la OTAN, han aumentado sus presupuestos de defensa. Formaron parte de la URSS durante buena parte del siglo XX. Recuperaron la independencia en 1991, con la implosión de la Unión Soviética y ven en Rusia un potencial enemigo. La Alianza Atlántica, por su parte, ha incrementado las patrullas aéreas y la protección de estos Estados.