Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un mar de los antiguos peruanos alimenta al mundo

Una iniciativa protege 12.000 kilómetros cuadrados de una de las áreas marinas más ricas del planeta, frente a las costas de la ancestral civilización de Paracas

BANCO MUNDIAL

Perú y Chile, dos de los países con mejor récord económico de América Latina en la última década, están decididos a convertirse también en pioneros globales de la conservación de la biodiversidad y los ecosistemas de sus zonas costeras.

Y a juzgar por las cifras, tienen razones de peso para hacerlo: juntos concentran el 20% de la pesca mundial, y ambos se encuentran entre los 10 países que más pescan del mundo (más de 8 millones de toneladas capturadas en 2011 en Perú y más de 3 millones en Chile).

Con estas riquezas naturales en el punto de mira, decidieron preservar la salud de los océanos –mermada en los últimos años por la acción del hombre y por el cambio climático- a través de un proyecto conjunto de conservación diseñado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y el PNUD.

Los resultados, hasta la fecha, son positivos: lograron evaluar el 72% de las costas de Chile y Perú y crearon 12.000 km2 de áreas protegidas. Paralelamente, repoblaron 25 hectáreas con algas marinas, para contribuir a mantener el equilibrio del ecosistema.

En el siguiente video viajamos a Paracas, uno de los cinco lugares piloto del proyecto, para mostrar cómo están logrando frenar el deterioro del mar para beneficiar tanto al medio ambiente como a los pescadores artesanales y habitantes "naturales" de la zona.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información