Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un exdirector de Petrobras inculpa a 28 políticos

La lista incluye a varios exministros, siete senadores y 11 diputados federales

Paulo Roberto Costa, exdirector de Abastecimiento de Petrobras.
Paulo Roberto Costa, exdirector de Abastecimiento de Petrobras.

La Fiscalía de la República brasileña tiene desde comienzos de septiembre un listado con los nombres de 28 políticos (entre ellos los presidentes de ambas Cámaras parlamentarias y un ministro) identificados por Paulo Roberto Costa, el arrepentido exdirector de Abastecimiento de Petrobras, como presuntos implicados en la trama de corrupción que investiga la Operación Lava Jato. La información, publicada este viernes por el diario Estadão de São Paulo, menciona los nombres de las personas delatadas por Costa —detenido en marzo, el primer colaborador de la justicia en este caso— durante 80 declaraciones prestadas entre agosto y septiembre. Los pagos ilegales, realizados entre 2004 y 2012, por contratos millonarios de la petrolera estatal a grandes constructoras brasileñas, solían superar el millón de reales (380.000 dólares, unos 310.000 euros) y en algún caso habrían llegado a los 10 millones de reales (casi cuatro millones de dólares).

La relación de cargos públicos incluye antiguos sospechosos y nombres nuevos, como el gobernador del Estado de Acre, Tião Viana (del gobernante Partido de los Trabajadores, PT), reelegido este mismo año, además de los diputados Vander Luiz dos Santos Loubet, Alexandre José dos Santos, Luiz Fernando Faria y José Otávio Germano. En total aparecen siete senadores y 11 diputados federales. Si bien la mayoría pertenece al arco de partidos que sustenta al Gobierno de Dilma Rousseff (que fue presidenta del Consejo de Administración de la petrolera entre 2003 y 2010), aparece también un señalado miembro del principal partido opositor, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB): el exsenador Sérgio Guerra, expresidente nacional de la formación, que según Costa pidió en 2009 10 millones de reales (casi cuatro millones de dólares) para archivar una comisión parlamentaria de investigación a Petrobras en la Cámara alta.

Según O Estadão, en algunos de los casos sólo fue mencionado el nombre de los políticos presuntamente corruptos: no hay detalles sobre cantidades entregadas o empresas fachada utilizadas. Es el caso del exgobernador de Río de Janeiro Sérgio Cabral, de la exgobernadora de Maranhão Roseana Sarney o del ex gobernador de Pernambuco Eduardo Campos, muerto en un accidente de helicóptero en agosto cuando disputaba la campaña electoral a la presidencia de la República por el Partido Socialista. La lista incluye también al exministro de Hacienda Antonio Palocci (PT), el presidente del Senado, Renan Calheiros, el presidente del Congreso, Henrique Eduardo Alves, el actual ministro de Minas y Energía, Edson Lobão, y los exministros Gleisi Hoffmann (Casa Civil) y Mário Negromonte (Ciudades). En total aparecen ocho políticos del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), 10 del Partido Progresista (PP), 8 del PT, uno del Partido Socialista y otro del Partido de la Social Democracia.

Desde que llegó al acuerdo de delación premiada con la justicia federal, Paulo Roberto Costa cumple prisión domiciliaria en Río de Janeiro. Los 28 nombres pertenecen exclusivamente al listado de políticos que se habrían beneficiado de negocios con el departamento que dirigía él mismo (Abastecimiento), pero no se excluyen nuevas acusaciones; de hecho, la Policía Federal y la Fiscalía contemplan el procesamiento de otros políticos que habrían tenido relación fraudulenta con otros tres exdirectores de Petrobras investigados, uno de ellos, Néstor Cerveró, acusado ya formalmente de corrupción activa y lavado de dinero. En el sumario aparecen también obras ejecutadas en otros países latinoamericanos.

Aunque los políticos citados niegan tajantemente su implicación, en Brasil no existen dudas hace ya meses sobre la participación de cargos electos en el gigantesco esquema de corrupción, lavado de dinero y financiación ilegal de partidos, una trama que pudo mover más de 4.000 millones de dólares. En algunos círculos se calcula que estarían en la mira de la justicia hasta 80 políticos, cuya eventual imputación quedaría a cargo del Tribunal Supremo Federal por tratarse de aforados.

Algunos nombres aparecidos durante los últimos meses en reportajes periodísticos sobre la Operación Lava Jato, como el tesorero nacional del PT, João Vaccari, no aparecen en el documento divulgado por Estadão. No obstante, otros sí coinciden con los que aparecen en la lista aportada por el otro personaje principal del caso, el experto en lavado de dinero Alberto Yousseff, delator reincidente que cumple pena en la prisión de Curitiba. En medios políticos se subraya la ansiedad por conocer definitivamente la lista de procesados antes del inicio de la nueva legislatura, el próximo 1 de febrero. Como repite desde hace semanas una fuente muy cercana al caso, “ya tenemos a los que pagaron; ahora vamos a por los que recibieron”.